Las dinastías son cosas del pasado y el Banco Santander es un ejemplo de ello. Por más que esté intentando modernizar la fachada, en el interior sigue funcionando como hace décadas. Nada ha cambiado desde que Emilio Botín Sanz de Sautuola López, el abuelo de la actual presidenta, vio en un ascensor la colilla de un puro y le preguntó a un empleado que de quién era ese puro. La respuesta del trabajador fue tajante: «De usted, don Emilio, de usted. Como todo lo que hay en el banco».

El modo en que se han aplicado en la entidad presidida por Ana Patricia Botín los últimos procesos de despidos colectivos y, sobre todo, el actual, es una posible demostración de cómo las cosas no han cambiado mucho desde el siglo XIX en el Santander.

En Diario16 hemos recibido los testimonios de cientos de trabajadores y trabajadoras de las condiciones en la que se trabaja en el Santander, de los sistemas que los mandos intermedios, que los propios empleados y empleadas califican de tóxicos, para exprimir a los trabajadores y trabajadoras, hecho que no se puede comparar con un liderazgo eficaz, sin coacciones ni amenazas, que lo que hace es sacar el máximo rendimiento sin que el empleado o empleada sufra consecuencias físicas o psicológicas, cuando no algo peor.

Tal y como advertimos en Diario16 hace meses, la plantilla del Santander temía que este nuevo ERE fuera más cruel que el de 2019 y, según los testimonios que nos van llegando, no nos equivocamos. En este nuevo proceso de despidos colectivos no se va a salvar nadie, ni siquiera los que pensaban que, por edad, estatus o antigüedad en el banco no iba a entrar entre los despidos o en las recolocaciones.

El sindicato CGT, en una circular a la que ha tenido acceso Diario16, ha advertido a la plantilla de los destinos de esas recolocaciones y de las consecuencias que tendrán, tanto en las condiciones de trabajo como en las salariales, los traslados forzosos a otras empresas del Grupo Santander.

Por un lado, si el traslado se produce a Santander Costumer Voice, el trabajador deja el banco y pasa a estar dentro del convenio de telemarketing, con la reducción salarial que ello conlleva. Los horarios de trabajo pasarán a ser de 9 a 18 horas o de 10 a 19 horas. «Da igual lo feminista que sea nuestra presidenta y que se declare luchadora por la conciliación. Debe ser que lucha en otro frente», afirma la circular de CGT.

Si el traslado se produce a Santander Tecnología, el convenio será el de consultoría y el horario de trabajo pasa a ser de 8 a 17 horas o de 9 a 18 horas, todo ello con la posibilidad de que la parte de la plantilla afectada por este cambio se vea obligada a trasladarse a 80 kilómetros de distancia.

Finalmente, si el traslado es a Santander Personal, la plantilla afectada se mantendrá en la estructura del banco, pero en las condiciones ya denunciadas en Diario16 por los propios trabajadores y trabajadoras.

Lo peor aún no ha llegado, porque empezarán los despidos y, por la experiencia de ERE anteriores, ya sabemos por dónde pueden ir las intenciones del banco: dolor, mucho dolor, mientras el recorte de costes laborales garantizará a los grandes accionistas mantener sus dividendos.

Apúntate a nuestra newsletter

4 Comentarios

  1. Que me lo pregunten a mi que aparte de acosada y perseguida e investigada…, tuve que ir desmintiendo a cada chivo expiatorio cruzado en mi camino cuya misión era violar el secreto de las comunicaciones. Un verdadero desastre y delitos por todos lados!

  2. No podéis confiar en nadie el que no se vende por una silla o un cargo se vende por dinero. Cuiden sus conversaciones privadas 🤷🏼‍♀️

  3. Cuidado con esos sampolterrones agazapados y escondidos que suplen su vagancia con peloteo y manipulación.Son auténticos maltratadores que no dudarán de tirarte a los leones para salvar si mísero día a día . Ojo con ellos .

  4. Nunca les tuve ni respeto ni miedo. Más bien los enfrente y vinieron replesalias. Pero no solo fue eso ellos violaron el secreto de las comunicaciones y revelaron secretos a través de terceros y yo al tanto de todo. Trabaje para el enemigo desde el 2015. Increíble pero así fue. 🤷🏼‍♀️ Como puedes respetar a directivos que mienten son falsos, traidores, se inmiscuyen en tu esfera personal, vulneran tus comunicaciones, revelan secretos, acosan, persiguen y de paso protegen al delito yo desde luego nunca.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre