Para que un procedimiento de despido colectivo tenga encaje legal, tiene que estar motivado por causas económicas, técnicas, organizativas y/o productivas que puedan ser justificadas fehacientemente por la empresa.

Sin embargo, el actual ERE del Banco Santander, en el que se quiere despedir a, aproximadamente, 4.000 personas y externalizar a otras 1.000 a empresas de servicio del Grupo, pretende estar motivado por razones económicas, productivas y organizativas.

Estas pretensiones del banco cántabro hay que enmarcarlas, según declaraciones de Rami Aboukhair, CEO de Santander España, y de Ana Patricia Botín en una voluntad expresa de renunciar a crecer en España, para desviar los recursos a Estados Unidos y América Latina, que son las filiales que ya generan más de la mitad de los beneficios del Grupo.

De ahí el plan de reducción de 1.000 millones de costes anuales previstos para los próximos años en el proyecto ONE EUROPE, que, según indica el sindicato CGT, no es otra cosa que la fusión en un solo banco de las filiales europeas (España, UK, Portugal y Polonia).

En ese proyecto de reducción voluntaria de costes se enmarca el presente proceso de despido colectivo que, el sindicato CGT califica como no motivado por ninguna necesidad real sino por voluntad del Consejo de Administración.

En otro orden, CGT ha demandado información adicional a la facilitada inicialmente por el Santander para intentar demostrar con datos la imprudencia que supone este proceso de despidos. Según informa el sindicato en una circular, este fue catalogado por el Banco como un acto de mala fe. «Lo que pone de manifiesto que, todo aquello que se escapa de su control y de su disciplina les incomoda sobre manera», afirma el documento de CGT.

Justificar lo injustificable

Que el Santander hable de pérdidas para justificar miles de despidos, cuando lo que supuestamente las generan son contabilizaciones ajenas a la actividad bancaria fruto de la ingeniería financiera, es un verdadero atropello para la plantilla, sobre todo si, cuando en la misma frase en donde hablan de esas pérdidas, hablan de miles de millones de beneficio generado, a pesar del sonsonete del escaso margen de intereses.

Otra de las excusas que el Santander pone encima de la mesa para justificar la sobra de personal es el proceso de digitalización acelerado por el propio banco con el cierre de oficinas, el recorte de los horarios de caja, o la desviación a cajeros, entre otras, que obviamente hacen que el número de operaciones, especialmente las de caja, realizadas en las oficinas se reduzca sensiblemente.

Finalmente, el Santander se escuda en las recomendaciones de los reguladores para intentar convencer a la plantilla de la necesidad de reducir la capacidad productiva instalada. Ese eufemismo no significa otra cosa que cerrar oficinas. Esta reducción traslada directamente a las sucursales que permanezcan abiertas y que concentrarán la actividad una carga tremenda de trabajo a realizar prácticamente con la misma plantilla. Esta situación es del todo insostenible para la salud de quienes tienen que dar el servicio a la clientela.

Por tanto, el Santander vuelve a intentar justificar la destrucción masiva de empleo con las mismas razones utilizadas en procesos de despido anteriores. Entonces, ¿para qué sirvió tanta crueldad si nuevamente son invocadas?. La respuesta es clara: reducir costes salariales.

La plantilla del Santander lleva desde 2013 envuelta en un proceso constante de destrucción masiva de empleo. Los despidos van creciendo mientras que las condiciones de salida van siendo alarmantemente peores en cada proceso. Las ofrecidas por el Santander durante la negociación son inaceptables.

Graves consecuencias para la plantilla

A todo lo anterior hay que sumarle la desmedida e insostenible presión comercial que sufre a diario la plantilla, especialmente la de la red comercial. Esta presión está provocando que muchos trabajadoras y trabajadores, por razones de salud mental, arrojen la toalla, viendo los procesos de despido colectivos como oportunidades para dejar una empresa que definitivamente les ha abandonado. Oportunidad que es aprovechada por el Banco para utilizando la ley de la oferta y la demanda, es decir, abaratar drásticamente las condiciones ofertadas.

Externalizaciones, reubicaciones y movilidad geográfica

En la última reunión celebrada el pasado 1 de diciembre, el Santander presentó una serie de propuestas que, según UGT, son insuficientes porque no suponen ninguna mejora sustancial al documento inicial del banco, puesto que sólo reduce en 200 los despidos para externalizarlos a empresas del grupo y, por tanto, dejarían de formar parte de la plantilla de Banco Santander.

Respecto a la movilidad geográfica, una de las cruzadas en cada proceso de despidos colectivos dado que afecta a toda la plantilla, se ha dejando en 150 kilómetros. ¿Se imaginan el descuadre que provoca esto en una familia que tenga que desplazarse cada día 300 kilómetros para ir a trabajar a su oficina? Aquí está respeto del Santander por la conciliación.  

Apúntate a nuestra newsletter

5 Comentarios

  1. Todo está ya pactado,, con el visto bueno de este Gobierno que dice lllamarse sociables y estos sindicato al servicio del patrón,, ya sabemos porque a muchos compañeros con 50 y 54 años que quisieron irse al año pasado se le denegó la salida ,, echando a otros que se querían quedar… Pues porque este años los echan con una indemnización 10 veces menor…esto es una vergüenza y todos callan.. que asco de país..
    EL AÑO PASADO .. CONDICIONES
    Para aquellos entre 50 y 54 años se acordó una indemnización con seis anualidades del 60% del salario bruto anual, en un único pago y con un tope de 380.000 euros. Además, se firmó un convenio con la Seguridad Social para cotizar hasta los 63 años y una prima de 30.000 euros para los trabajadores con más de 15 años de experiencia.
    ESTE AÑO
    30 DIAS POR AÑO TRABAJADO CON UN MÁXIMO DE 20 MENSUALIDADES..M

  2. A ver si toca ya a los sampolterrones de turno….gente que ha vagabundeado por el Banco a costa de trepar suciamente y a costa de la gente…Personas sin escrúpulos..mentirosos de turno que ya no pueden aguantar más su inoperancia…y han sido descubiertos.

  3. Ahora toca ya a los sampolterrones de turno…escondidos todos éstos años tras su inoperancia, desidia e inoperancia…subiendo escalones dejando cadáveres a sus espaldas…Ya os toca…

  4. Pues deberían empezar por los responsables de recursos humanos provenientes del popular… Esos que lo único que hicieron es inflar informes de sus amiguetes de turno… Que tiren de auditorías 2014, 2015, 2016 y 17. De muchas oficinas y comprueben el nivel y profesionalidad de directores Regionales y territoriales que tenía el popular. Con esos informes ya comprobarán como los de recursos humanos solapan y tapan irregularidades de los directivos que quieren salvar. Fichajes!!

  5. La digitalizcion vino para quedarse. La campaña de digitalizcion ya lo confirmaba. En mi caso como pensaba ajustarme al ere dada la situación de acoso, persecución y violacion al secreto de las comunicaciones y mis derechos fundamentales no se pudo. Ellos a la final querian perjudicar hasta el final y terminamos en el juzgado. Que quiero decir con esto que si ellos buscan tu salida no pararán hasta conseguirlo. Por esto les digo piénselo bien y valoren si les merece la pena invertir como hice yo en su día tantaaaas horas gratis de trabajo, daños en algunos caso de la salud por una empresa que mantiene a acosadores que muchos abusan del poder y que a la final protegen, y donde a la mínima de cambio te montan un número de ciencia ficción para provocar tu salida. Ni ustedes lo merecen ni la empresa tampoco ellos merecen quedarse con otro perfil de empleados y directivos que terminen a la larga matandose entre ellos por una silla y por el poder. Ánimo a todos!

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre