Honestamente sorprende que el señor Sebastián Albella no recordase en la Audiencia Nacional la factura que su despacho Linklaters, del que era presidente, giró y cobró al Banco Popular, en julio de 2016, por asesorar en la ampliación de capital.

No parece fácil que se pierda en la memoria del presidente del despacho lo que fue casi medio millón de euros solo en esa factura, para ser más exactos, 486.473,94 euros. Incluso desconocemos en estos momentos si el Sr. Albella cobró bonus por este asesoramiento y, en su caso, cuánto fue. Quizás sería más que conveniente y justo volverle a preguntar en la Audiencia Nacional sobre este hecho.

 Igualmente, no es lógico una factura del importe mencionado por una especie de «clasecilla magistral» de cinco minutos, que declaró Albella haber dado al Consejo de Administración del Banco Popular. Más aún, entre otras cosas, porque tan exiguo período de tiempo no parece ser concordante con la intervención que reflejan las actas del Consejo, ni con lo que dicen los consejeros y el secretario del Banco Popular, que fue el cometido del Sr. Albella.

Como puede apreciarse, en la exposición de los hechos expuestos en  los documentos que Linklaters entregó, a petición expresa del Juzgado Central de Instrucción nº 4 de la Audiencia nacional, fue su «partner» en aquel Consejo, el Sr. Alegre, el que aparece como responsable del trabajo en la factura. Sería de interés general para el caso que nos ocupa preguntar a los consejeros o al secretario del Consejo cuántas veces vieron y hablaron con el mismísimo Albella «en persona» sobre este asunto y otros relacionados con el ataque al Banco Popular en los últimos meses de 2016.

Pero si algo sorprende, es el esfuerzo que hace Linklaters, cuando nadie le pregunta, en explicar a la Audiencia Nacional, que Albella solo asesoro «unos minutos». Nos trae esto a la memoria, aquel latín muy utilizado por los legistas:  «excusatio nom petita, acusatio manifesta».

¿Por qué se resisten Linklaters y Sebastián Albella a hablar con transparencia sobre esto? ¿Es, quizás, porque quedaría a la vista que su conocimiento previo del banco hace inexplicable el «dejar hacer» a Emilio Saracho o la falta de reacción ante las denuncias que AEMEC puso en la CNMV en abril y mayo de 2017, señalando el ataque de cortos al Banco Popular y la presunta finalidad de hacer caer la acción, con el único fin de facilitar el Proyecto Neptuno a petición de su ministro? Dicen que sí hubo en la CNMV quien, cumpliendo su deber, advirtió a Saracho, en presencia de terceros, del enorme e innecesario perjuicio que se causaba al Banco y a los accionistas, magnificando una reexpresión de cuentas, que luego resultó ser inmaterial, que quedó en nada y que, sumando conceptos no sumables, ocultó la existencia de un excedente de provisiones en el banco de más de 180 millones de euros. Evidentemente, la CNMV no es Albella, ha de haber probos y honrados funcionarios que hablen con transparencia y de los que debiera tomar nota la señora Nadia Calviño, vicepresidenta tercera del actual Gobierno de coalición.

El problema es que muchas de estas cuestiones fueron determinantes para la inexplicable e injustificada venta por 1 euro del Popular o, lo que es lo mismo, el regalo al Banco Santander de 11.000 millones de euros, que pertenecían y pertenecen, sin lugar a ninguna duda, a los accionistas del Banco Popular. Señora Calviño, usted cometió un grave error y daño a más de 305.000 familias (1,2 millones de españoles y españolas) con el visto bueno de los barones de Moncloa, Pedro y Pablo y, con ellos, el asesor de ambos, todo redondo para el Banco Santander. Recuerda usted, Sr. Iglesias, lo que en campaña electoral en TVE dijo de Ana Patricia Botín y reflexiones sobre si su comportamiento es de verdad progresista y de izquierdas

Quizás por estas influencias Linklaters y Albella también tengan la mirada puesta en la renovación, o no, de este último como presidente de la CNMV. No cabe duda de que ha sido el presidente con mayor conflicto de intereses al frente de la CNMV, no hay más que ver las portadas de los periódicos y comprobar la cantidad de frentes y de dudas éticas que tiene abiertos en ese sentido.

Es posible que Linklaters tuviese presente al remitir la documentación, que asesoraron y asesoran a la JUR, frente a los cientos de reclamaciones de los antiguos accionistas del Banco Popular, y lo han hecho, como recientemente publicó Diario16, sobre cómo impedir el acceso de estos accionistas a los documentos de la resolución y también sobre el mismísimo proceso de resolución que, según el acta que aportó el exconsejero mejicano Jaime Ruiz Sacristán antes de morir de coronavirus, parece que pudo ponerlo en marcha la JUR, sin que se le presentase  un acta del Consejo, que también al parecer no hay, por lo que se hubiese declarado por ésta la inviabilidad del banco.

5 Comentarios

  1. Pongo este enlace:
    https://www.hispanidad.com/confidencial/banco-popular-puede-personaje-como-sebastian-albella-repetir-como-presidente-cnvm-pues-esta-en-ello_12021101_102.html

    Según algunos artículos de de prensa qué he leído el día 10 de octubre se pudiera producir al cese de este señor al frente de la comisión Nacional del mercado valores; pues hoy estamos a 19 y ahí sigue.
    Y por supuesto espero que le imputen con finalmente a ver si le vienen los recuerdos junto a todos los demás implicados; que los usurpados expropiados esquilmados, del Banco Popular sabemos quiénes son, por mucho que algunos políticos quieran taparles.
    Está apropiación de los bienes yo otras personas está usurpación y expropiación no tiene referencia ni caso que se le asemeje a lo largo de la historia de las peores dictaduras.

  2. Gracias Manuel Domínguez Moreno, muchísimas gracias por todo.

    Hay personas que hacen que la gente tenga esperanza y que el mundo avance en la luz. Ahí es donde entra Manuel Domínguez.

    Hay seres que hacen que la gente se hunda en el odio, la planificación de la venganza y la desconfianza hacia muchos, sumergiendo al mundo en la oscuridad. Ahí entran la defraudadora de la lista Falciani, muchos jueces y la mayoría de políticos de este estercolero.

  3. Todos sabemos hacia donde miran los partidos de derechas,( ni si quiera al que pudiera ganar un millón de euros,estos están para las grandes del ibex y sus giratorias).
    Luego llegan los que se esfuerzan en empatizar con los menos pudientes, y lo primero que hacen es tener citas con presidentas en moncloa). Claro van y les explican de lo que va en este pais la «cosa», suya por supuesto, no nuestra del pp ya sabemos de parte de quien están pero acaso no es más miserable engañar a la cara y . De tal manera que siendo la mayoría del país no tenemos representación alguna.

  4. Gracias de nuevo Diario16. Qué ganas de que a los responsables de este robo se les exijan responsabilidades y paguen las consecuencias. Es una vergüenza como actúo la CNMV, contribuyendo a este desastre que aún hoy, más de 3 años después, es una pesadilla que parece mentira que haya podido pasar de verdad.
    Necesitamos recuperar nuestro dinero y nuestra tranquilidad, ambas cosas nos las robaron a la vez… desde entonces esto es un sinvivir que no se acaba.

  5. Que difícil me resulta escribir comentarios, empieza a salir publicidad que no permite ver y por aburrimiento terminas dando a publicar de manera que cuando sale, ves que no está correcto el mensaje que quieres transmitir.
    Por favor háganlo de manera que se vea la publicidad y el comentario que se escribe.
    Gracias.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre