La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso ha exasperado a los sindicatos con una propuesta populista al proponer suprimir las cotizaciones a las Seguridad Social del salario mínimo interprofesional (SMI) además, ha planteado que esté exento del pago de impuestos para «reformar y regenerar todo aquello que lastra la economía», así como un plan de ayudas fiscales a los empresarios para que dejen de ser los «prestamistas del Estado”.

Desde los sindicatos han recordado a la presidenta que el SMI está exento del pago del IRPF, no así del mínimo de retención.

Ayuso miente

Cuando Ayuso dice que “con la exención de impuestos y cotizaciones del salario mínimo interprofesional, los más desfavorecidos contarían con 850 euros más al año«, y los empresarios tendrían «más recursos para contratar, invertir o afrontar deudas», la presidenta no está diciendo la verdad, está mezclando el salario mínimo bruto con el neto, por ignorancia o por populismo.

La subida del SMI anunciada por el Gobierno es siempre referida al salario bruto de los trabajadores, por lo que los empleados que cobren el SMI no recibirán 950 euros en su nómina a final de mes, sino que la cantidad será siempre menor.

Estos 950 euros son la remuneración bruta pero la cantidad que finalmente perciben los trabajadores, es decir, la remuneración neta, es menor por las correspondientes deducciones por las cotizaciones a la Seguridad Social (un 4,7% en contingencias comunes, un 1,55% en prestaciones de desempleo y un 0,10% para formación personal), así como las retenciones por el IRPF. En el de las pagas extras, solo se aplica la retención del IRPF.

Incremento ficticio del SMI para beneficiar a los empresarios

Gonzalo Pino, secretario de Política Sindical de UGT, ha denunciado que la propuesta de la presidenta madrileña de suprimir las cotizaciones a la Seguridad Social sería “incrementarlo de manera ficticia”.

Ayuso no entiende que al quitarle las cotizaciones, el trabajador dejaría de tener derecho a prestaciones como el subsidio de desempleo o de una pensión, “lo que se llama el salario diferido, por qué en vez de percibirlo ahora, lo recibirás cuando te jubiles”. Dicho de otra forma, “quitar esas cotizaciones para dar ese dinero a otros fines, no es subir el salario de los trabajadores es quitárselo para dárselo a otras personas o entidades”, ha señalado Pino.

El secretario general de UGT Madrid, Luis Miguel López Reíllo, ha recordado que el SMI “está exento de la renta y no tiene que estarlo de cotizaciones porque cualquier trabajador con su salario tendrá que tener cotizaciones para luego tener derecho de enfermedad o de cualquier otro tipo de contingencia.

“El SMI lo que tiene es que ir subiendo al 60 % del salario medio en esta legislatura; más o menos 1.200 o 1.300 euros para que los trabajadores tengan mayor poder adquisitivo y así las empresas podrán vender más», ha afirmado López Reíllo.

Un propuesta frívola

El secretario general de CCOO Madrid, Jaime Cedrún, ha tachado de “frívola la propuesta lanzada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, para que el salario mínimo interprofesional (SMI) esté exento de impuestos y cotizaciones. Según Cedrún, «estamos ante un anuncio que sería una frivolidad si no fuera porque tiene consecuencias sobre los salarios y la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras”.

A su juicio, lo que plantea Ayuso con esta propuesta con respecto al SMI es que los empresarios no paguen las cotizaciones y que se descuenten también el IRPF, “todo en beneficio” justamente de ellos. La finalidad de esta iniciativa “es ocultar que su propuesta es siempre rebajar impuestos precisamente a aquellos que más tienen”.

Subida de impuestos

La presidenta madrileña ha vuelto a proponer una bajada e impuestos en su intervención en un foro organizado por ABC, donde ha señalado que «Subir los impuestos a los españoles, y muy especialmente a los creadores de empleo, de forma reiterada y en medio de la peor crisis económica no es libertad: es un atentado contra la propiedad privada injusto y contraproducente, que solo entiende quien quiere asumir el control absoluto sobre la vida de los que entiende como súbditos”.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Esta individua es un peligro público. Mentirosa, falsaría, demagoga, etc… tiene todo aquello que es deleznable en cualquier político y persona. Nunca entenderé el suicidio del C’s dándole su apoyo para seguir en la presidencia de Madrid, en fin hay gente para todo.

  2. Muy bien Ayuso,ya esta bien de que este gobierno acabe de robarnos lo poco que nos quede.a lo dije mas veces,tienes que irte para VOX.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre