Hoy, pese a sus diferencias ideológicas, los cuatro vicepresidentes del Gobierno de España han cerrado filas en torno al Plan “España Puede” y al propio Pedro Sánchez.

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado esta mañana en Moncloa las líneas directrices del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española. Y esta tarde son sus cuatro vicepresidentes quienes, bajo el marco ‘España puede’, toman la palabra para exponer los pilares en cada una de sus áreas de gobierno. Una jornada difícil para un Ejecutivo que sigue mirando para adelante cuando el juez ha hecho coincidir la presentación del presidente con el auto público de solicitar al Supremo la imputación de Pablo Iglesias por el Caso Dina.

Carmen Calvo, vicepresidenta primera y ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática; Pablo Iglesias, vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030; Nadia Calviño, vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital; y Teresa Ribera, vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, continúan la presentación del Plan, con la exposición de sus principales pilares. 

En su conjunto, la jornada de hoy será un ejercicio colectivo del Ejecutivo en el que se expondrán las principales cifras y políticas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, cuyo propósito es iniciar la segunda gran modernización de la economía española.

Carmen Calvo 

La vicepresidenta Primera Carmen Calvo interviene en primera lugar para destacar que “España está ante un gran desafío”.Explica que España se encuentra en un periodo de crisis que traerá transformaciones para el país, en un periodo corto pero intenso. “Un cambio de comportamiento en la cultura política de nuestro país”.

Anuncia también la “nueva ley para la administración pública”, que se procederá a un real decreto ley que se tramitará como ley en el ámbito del Parlamento, donde se verá enriquecido con las diferentes propuestas de los distintos grupos parlamentarios.

Para Calvo «la democracia es confrontación, pero también cooperación y colaboración. Es el Estado conformado como una democracia constitucional quien ha empezado a dar respuestas en una situación difícil. El presidente ha trazado un diagnóstico y una respuesta compleja y necesaria. No hay más alternativa que hacerlo. Necesitamos unos Presupuestos en los que el mapa coincida con la realidad. Para eso necesitamos otras estrategias de trabajo que tienen que pasar por una modernización de nuestra Administración pública”, explica.

Calvo hace hincapié en un consenso para el diagnóstico y la respuesta ante la pandemia del Covid-19, lo que conlleva a determinadas estrategias de trabajo con todos los ministerios.

Pablo Iglesias

El vicepresidente de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, por su parte, ha mostrado un discurso más crítico y reivindicativo. De hecho, ha destacado las debilidades de España -frente al presidente que esta mañana presentaba las fortalezas- :”Precariedad, niveles de pobreza, en concreto, la pobreza infantil, un modelo productivo demasiado dependiente del turismo internacional y la inversión pública, dependiente del Estado”.

A juicio de Iglesias, «España tiene que diversificar su economía para no depender de un solo sector económico. Tenemos poca industria si la comparamos con los países de nuestro entorno. Se asume que el papel de los Estados va a ser emprendedor y que las políticas fiscales tienen que ser expansivas”. En este sentido, según explica,” Sería un error pensar que el desarrollo sostenible tiene que ver solo con as ayudas a los sectores más vulnerables. Cumplir la agenda 2030 no tiene que ver con repartir muchas ayudas, sino con contar con una estructura productiva que sea la base de sostenibilidad para cumplir con esos objetivos”.

«42 años de democracia suponen enormes avances pero enormes debilidades en la estructura económica del país que se han hecho más visibles con las crisis», señala Iglesias y precisa que  han quedado patentes cuatro grandes debilidades: precariedad, pobreza infantil, modelo productivo demasiado dependiente del turismo internacional e inversión pública lejos de la media europea.Apuesta por invertir más en educación, en servicios sociales, en sistema de cuidados -dependientes, mayores- y la apuesta por los sanitarios que “lo han dado todo en esta pandemia”.

«¿En qué hay que emplear los fondos europeos?», se pregunta Iglesias, que continúa señalando que se puede sintetizar en tres objetivos: reindustrializar el país con criterios de transformación ecológica, diversificación económica. superar el modelo y fortalecimiento de lo público.

No está de acuerdo Iglesias con que España es Madrid y Madrid es España, en clara alusión a Isabel Díaz Ayuso. Según su criterio, “muchos se han sentido fuera de Madrid que todo se realizaba en torno a Madrid”.

Nadia Calviño

La vicepresidenta Nadia Calviño, por su parte, defiende que «la agenda digital constituye sin duda uno de los ejes transversales. España cuenta con un buen punto de partida. 

La sobredigitalización ha sacado en los últimos meses las fortalezas pero también los puntos en los que hace falta avanzar. Tenemos la red más amplia de alta velocidad, un buen punto de partida en la digitalización de las administraciones públicas, también somos líderes en la ciberseguridad”.

«El camino para avanzar en estos ambiciosos objetivos está trazado en la agenda ‘España digital 2025’ que presentamos en julio y que recoge 10 objetivos estratégicos», recuerda Calviño.

Según confirma Calviño, ”la digitalización será transversal: desde la agenda urbana, a la educación, de la agricultura, al turismo y la nueva economía de los cuidados”.

Para ello, se destinarán 20.000 millones de euros para los próximos tres años. Este volumen de inversión de dirigirá a iniciativas de digitalización. La conectividad es un elemento crucial para las oportunidades. El objetivo es que el 70% disponga de cobertura 5g. Acelerar la digitalización del modelo productivo en ámbitos estratégicos como el agroalimentario, el turismo o la energía”.

Teresa Ribera

La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de España, Teresa Ribera, interviene en esta presentación para destacar iniciativas prioritarias de este Plan de Recuperación “pensada sobre todo para las personas”.

A su juicio, ”Al menos el 37% de los recursos deben ir destinados a la descarbonización”. Insiste la vicepresidenta que “queremos revertir la tendencia de décadas a la despoblación. Disponemos de análisis bien hechos en prácticamente todos los ámbitos estratégicos. Queremos empezar en municipios de menos de 5.000 habitantes algunas de esas medidas. Opciones de movilidad sostenible y conectividad digital”.

 Ribera anuncia que «el plan pasa por la inversión en parques nacionales, prevención de incendios, biodiversidad marina”. Entiende la vicepresidente que “Si hay un bien ambiental precioso e identificado por nuestro país es el agua. Este plan refuerza la conservación de los ríos, con la restauración de 3.000 kilómetros de ríos y la recuperación de 20.000 acuíferos en grave peligro. España es un país abierto al mar y es polo de atracción turística y también foco del cambio climático”.

La vicepresidenta cuarta del Gobierno insiste en que «Invertir en adaptación y resiliencia, en restauración ecológica es una apuesta segura. Genera empleo, industria y servicios»

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre