Los alcaldes de la cuenca minera de Riotinto, reunidos este miércoles para rechazar únanimemente el proyecto de la planta de tecnosoles.

Los siete alcaldes de la cuenca minera de Riotinto, en Huelva, todos ellos socialistas, han rechazado unánimemente el proyecto de construcción de una planta de tecnosoles en el municipio de Minas de Riotinto, después de que la asociación Nerva, Salud y Dignidad desvelara hace una semana el proyecto impulsado por el Gobierno andaluz y tras el rechazo vecinal mostrado por la iniciativa. En una reunión conjunta celebrada este miércoles, los regidores han acordado su oposición al proyecto puesto en marcha por Gobierno andaluz “mirando por el bienestar de sus vecinos”, pero eluden pronunciarse sobre el otro grave problema medioambiental que preocupa actualmente a la población de la comarca: la planificada ampliación del saturado vertedero de residuos tóxicos y peligrosos de Nerva, cuya tramitación inició el ejecutivo de Juan Manuel Moreno Bonilla en pleno confinamiento domiciliario el pasado abril con absoluta falta de transparencia a sus ciudadanos, como ha ocurrido con el proyecto de la planta de tecnosoles. Además, se da la paradoja de que también en el proyecto de ampliación del vertedero de Nerva está contemplada la creación de una planta de tecnosoles, que provoca numerosos problemas medioambientales a la población cercana, como lo demuestran otras instalaciones ya en funcionamiento en España como la de Touro, en A Coruña.

El alcalde de Nerva alega “problemas de agenda” para la reunión conjunta de rechazo con el resto de regidores y desmiente el “bloqueo”

El alcalde de Nerva, el socialista José Antonio Ayala, también se ha sumado al acuerdo conjunto con el resto de regidores y niega que hubiera bloqueado la declaración de oposición unánime al proyecto de la planta de tecnosoles en Riotinto, como publicó este diario. “Es falso”, asegura el alcalde a través de un comunicado remitido a la redacción de Diario16. El primer edil socialista confirmó que “por cuestiones de agenda no ha sido posible antes” la reunión de todos los regidores para mostrar su apoyo a la alcaldesa de Minas de Riotinto, Rocío Díaz Cano, y consensuar una postura común de rechazo al proyecto.

Este posicionamiento público de los regidores de la zona sólo se ha producido una semana después de que la asociación Nerva, Salud y Dignidad, que lucha por el cierre del vertedero de Nerva tras la convocatoria de un referéndum vinculante, desvelara las intenciones de la Administración autonómica y de la empresa Green Soil Solutions, S.L. para el municipio de Minas de Riotinto.

Responsabilidad de la Junta

En el comunicado firmado por todos los regidores municipales de la comarca minera, se recuerda que los alcaldes y alcaldesas “han sido obviados por Atalaya Mining (empresa que explota las minas de Riotinto) y por la empresa que pretende instalar esta planta en la comarca sin contar con su opinión y tampoco sin las de los vecinos y vecinas de la Cuenca Minera”.

Los regidores han vuelto a recordar que es el Gobierno andaluz el que autoriza medioambientalmente que esta planta se ubique en esta zona. “Es la única mayor responsable de su instalación”, recuerdan los alcaldes. “Los socialistas trabajarán para que estas dependencias no acaben materializándose en suelo minero”, añaden, antes de concluir que “mientras de ellos dependa, no se va a poner en jaque el bienestar de sus vecinos y vecinas”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre