Un Auto del 15 de enero de 2021, notificado en el día de hoy, por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 30 de Madrid, ha estimado la medida cautelar formulada por la Unión General de Trabajadores (UGT), de suspender los efectos del acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Madrid de 29 de septiembre de 2020 (adoptado conjuntamente por los grupos municipales de la extrema derecha VOX, Partido Popular y Ciudadanos) cuya consecuencia fue la retirada de las calles dedicadas a Francisco Largo Caballero y a Indalecio Prieto, de la placa dedicada a Largo Caballero en la Plaza de Chamberí y la instancia a la retirada de las estatuas erigidas a ambos en Nuevos Ministerios.

El Auto resuelve la solicitud de medida cautelar interesada por UGT, de manera que, durante la tramitación del procedimiento judicial, la calle y el bulevar dedicados a Francisco Largo Caballero y a Indalecio Prieto, respectivamente, mantendrán su denominación en su memoria y reconocimiento públicos. Asimismo, el Juzgado ordena al Ayuntamiento de Madrid la conservación y custodia de la placa dedicada a Francisco Largo Caballero en la Plaza de Chamberí de Madrid. (que ya ha sido destruida)

Estado en que quedó la placa de homenaje a Largo Caballero

El Juzgado de los Contencioso-Administrativo considera que «deben mantenerse los nombres de las calles dedicadas a Largo Caballero y a Prieto, para impedir la producción de un menoscabo real y de difícil alcance para un gran número de perjudicados por el cambio de nomenclatura de las referidas calles».

Además, el auto señala que «debe atenderse la petición de UGT para evitar el deterioro de la credibilidad política municipal por parte de la ciudadanía, que inevitablemente habría de producirse por el vaivén de los nombres de esas calles», en el caso de que se retiraran sus respectivas placas y finalmente la resolución definitiva fuera favorable al sindicato.

El Auto considera también que la placa dedicada a Largo Caballero en la Plaza de Chamberí, se halla inventariada como bien de carácter histórico o artístico por el propio Ayuntamiento de Madrid, por lo que procede su conservación y custodia, a expensas de lo que finalmente se resuelva en el procedimiento judicial.

Preservación de la memoria histórica

La Union General de Trabajadores subraya que se trata de «un Auto de gran importancia en la preservación de la memoria, respeto y consideración de dos grandes hombres del sindicato». Francisco Largo Caballero, fue durante 20 años secretario general de UGT, además de ministro de Trabajo y Presidente del Consejo de Ministros de la República, e Indalecio Prieto, ministro de Trabajo ejemplos de ciudadanos comprometidos con la democracia, la libertad, la igualdad y la causa obrera, que vivieron por ello un amargo destino provocado por la dictadura franquista, que termina con su muerte en el exilio.

El sindicato ya manifestó desde el primer momento que «es una indecencia y un sarcasmo que el acuerdo del Pleno municipal, propuesto por la extrema derecha y que arrastró al resto de la derecha municipal, se base en la Ley de la Memoria Histórica de 2007», que prevé la retirada de placas conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura, cuando «es evidente que ni Largo Caballero ni Prieto se sublevaron contra la República, ni apoyaron ni exaltaron la sublevación militar», a la que se opusieron como Presidente y Ministro, «ni exaltaron la Guerra Civil, sino que la sufrieron intentado evitarla o, al menos,  limitar sus efectos, ni exaltaron la represión de la Dictadura, que sufrieron ambos, debiendo exilarse de su país y pasando Largo Caballero dos años prisionero en el campo de concentración nazi de Sachsenhausen», han señalado desde el sindicato en una nota.

Se estima que casi doscientos presos españoles, de los 8.000 internados en campos nazis, pasaron por el de Sachsenhausen, cerca de Berlín.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Hay que ser neo-fascista y franquista para negar tanto a Largo Caballero como a Indalecio Prieto su compromiso con los pueblos y ciudadanos que conformamos España. La postura del enan. moral del alcaide de Madrid dice que los nuevos franquistas si pudieran nos volverían a imponer una tiranía clerical-fascista similar al franquismo por años y años.
    Por mucho que se disfracen, tanto este sujeto como la individua de Ayuso, no son mas que neo-fascistas.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre