UGT exige que se restituya los nombres de Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto en las calles de Madrid

UGT pide al PP y a Cs, en el Ayuntamiento de Madrid, que no se dejen guiar por las fake news de Vox y restituya el nombre de Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto en las calles de la capital

0

El secretario de Formación de UGT, Sebastián Pacheco, ha exigido al Ayuntamiento de Madrid, restituya los nombres de Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto Tuero en las calles de Madrid. 

Sebastián Pacheco pide al PP y a Cs, en el Ayuntamiento de Madrid, que no se dejen guiar por las fake news de Vox y restituyan el nombre de Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto en las calles de la capital. 

La Historia lo avala

Al menos 250 Catedráticos, doctores e investigadores de historia contemporánea en varias universidades españolas y extranjeras, desmienten en un documento acreditado, las falacias de Vox sobre estas dos figuras históricas, fundamentales en la lucha por los derechos y libertades democráticas, frente a la dictadura franquista.

La iniciativa fue presentada por el Grupo Municipal Vox en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid para que sean retiradas placas de calles y estatuas de Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto Tuero, que fue apoyada por los Grupos Municipales del PP y de Cs, y  hecho público un informe demoliendo punto por punto y sustentadas en investigaciones de solvencia acreditada entre la comunidad científica, a las afirmaciones vertidas en dicho documento, que serán analizadas.

Jesús Pacheco, exige en nombre de UGT, que las mentiras de Vox que han servido de excusa para que el Ayuntamiento de Madrid haya decidido retirar en las calles de la capital, los nombres, placas y estatuas de los dirigentes ugetistas y socialistas Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto, será anulada.  

A diferencia de la nula documentación que se adjunta a la iniciativa de Vox, los profesores e investigadores declaran “estar en condiciones de aportar pruebas documentales de todas las afirmaciones que se hacen en la presente prueba de verificación”. Pruebas que “ponen a la disposición de la comisión que —suponemos— se establecerá antes de que se adopte la decisión definitiva, como ocurrió en el proceso de resignificación del callejero madrileño abordado por la anterior corporación municipal”, ha señalado Pacheco.

El minucioso informe está avalado por historiadores como Ángel Viñas Martín y José Álvarez Junco, catedráticos en la Universidad Complutense de Madrid, o Ángel Bahamonde, catedrático en la Universidad Carlos III de Madrid, y extranjeros como Paul Preston, catedrático de la London School of Economics and Political Science. También se han sumado reconocidas historiadoras, como Ángeles Egido, catedrática en la Universidad Nacional de Educación a Distancia, o Rosa María Capel Martínez, catedrática en la Universidad Complutense de Madrid.

En el texto, los autores denuncian “la falacia” de la inmensa mayoría de los argumentos utilizados por el Grupo Municipal Vox en su escrito y critican que se recurra “más allá de la penosa articulación formal de sus argumentos, y de la falacia de la inmensa mayoría de estos, recurre a los viejos y desacreditados clichés pseudohistóricos de la propaganda franquista”.

Los investigadores se muestran dispuestos “a aportar pruebas documentales” de sus afirmaciones. Eduardo González Calleja, catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad Carlos III de Madrid, que ha recopilado las firmas, y ha asegurado que no quieren “hacer política, sino forzar a que el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, tome una decisión con arreglo a escuchar a los que saben de estos temas”.

Los historiadores señalan en el texto que “este juicio técnico preliminar aspira a convertirse, en un futuro próximo, en un informe donde se clarifique de una vez por todas la ejecutoria de estas dos importantes figuras de nuestra historia contemporánea, sustrayéndolas de las maquinaciones propias de la baja política”. 

Uno de los primeros puntos del documento se explica la verdad sobre la figura de Francisco Largo Caballero (secretario general de la Unión General de Trabajadores, (UGT) de 1918 a 1938, presidente del Partido Socialista (PSOE) de 1932 a 1935, ministro de Trabajo de abril de 1931 a septiembre de 1933 y presidente del Consejo de Ministros y ministro de la Guerra de septiembre de 1936 a mayo de 1937, ya durante el conflicto). De él se afirma que “solo fue condenado en una ocasión: por el consejo de guerra que dictó sentencia por sedición contra el comité organizador de la huelga general de agosto de 1917”.

Largo Caballero solo sufrió una condena por delito político “y no por pillaje como asevera Vox”. Y añaden: “los dirigentes del PSOE y la UGT exigieron la instauración de un gobierno provisional que convocara Cortes constituyentes, dieron a conocer instrucciones en las que se insistía en que el paro fuera indefinido y pacífico, y ordenaron que solo se emplease la violencia en acto de legítima defensa.”

Carta de la Central de Trabajadores de la Argentina al alcalde de Madrid 

Por otra parte, sindicatos de todo el mundo están manifestando su rechazo a la decisión del pleno del Ayuntamiento de Madrid. La Central de Trabajadores de la Argentina (CTA-Autónoma) a través de su  secretario general, Ricardo Peidró, y su secretario de Relaciones Internacionales, Adolfo Aguirre, han  remitido una carta al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en la que le piden “rechace las exigencias  emanadas de la proposición del pleno del ayuntamiento de Madrid, en el uso de sus competencias como  alcalde de Madrid y como demostración del compromiso del municipio que usted gobierna con el rigor  histórico, el respeto a la ley y la defensa de la democracia y el estado de derecho”. 

En la misiva, destacan que Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto “forman ya parte de la historia del movimiento obrero democrático español y mundial”. Además del “inquebrantable compromiso que ambos mantuvieron en la defensa de la democracia y la lucha contra la dictadura y el fascismo, pagando incluso con el sufrimiento del exilio dicho empeño, su legado en el ámbito internacional es también reconocido por todos los grupos mandantes que formamos parte de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre