El Ejército, el Cuerpo de Marines, la Armada, la Fuerza Aérea, la Fuerza Espacial y la Guardia Costera han dejado clara su posición y su obligación respecto a la toma del Capitolio instigada por Donald Trump a través de una circular interna enviada a todas las unidades militares y firmada por los siete generales y el almirante que forman el Estado Mayor Conjunto.

Desde los sectores más radicales del trumpismo se han hecho llamamientos para que los militares se unan a ellos e impidan la investidura de Joe Biden para mantener a Donald Trump en la Casa Blanca. Sin embargo, han sido los altos mandos los que han querido frenar cualquier tentación en una carta en la que afirman que «la violenta protesta en Washington del 6 de enero fue un asalto directo al Congreso, al edificio del Capitolio y a nuestro proceso constitucional. Cualquier acto contra el proceso constitucional no solo atenta contra nuestras tradiciones, valores y juramento; también va en contra de la ley.  El derecho a la libertad de expresión y de reunión no dan a nadie el [derecho] de recurrir a la violencia, la sedición y la insurrección», señala el documento.

Según la BBC, tras consultar con diferentes analistas militares norteamericanos, esta circular remitida por el Estado Mayor Conjunto es un hecho histórico e insólito. Estos expertos, entre los que se encuentran algunos generales retirados, señalan que la situación en la que Trump ha dejado Estados Unidos es límite, por la división y el odio generado. Sin embargo, lo que es excepcional es que el Estado Mayor hayan tenido que recordárselo a sus tropas, lo que es un indicativo de que tenían detectados a determinados grupúsculos favorables a los fanáticos trumpistas, lo que supone una verdadera amenaza para el país.

Tanto el FBI como los diferentes cuerpos de Policía Militar están investigando para verificar si entre los asaltantes al Capitolio había miembros en activo de los diferentes Cuerpos Militares, además de verificar si alguno de los integrantes de la Guardia Nacional que reforzarán la seguridad de la investidura de Joe Biden también participó del asalto al Congreso.

Lo que la circular quiere dejar claro a los militares es que las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos no le deben lealtad a un individuo, sino al pueblo norteamericano.  

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre