Aunque ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dio por hecho que la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ocuparía la vicepresidencia segunda que dejaba Pablo Iglesias, finalmente ocupará la tercera, sin que la afectada tenga intención de generar conflicto alguno por este asunto.

Según fuentes del PSOE, algunos ministros socialistas, especialmente los que se mantienen más distantes con las políticas de Unidas Podemos, han hecho presión dentro del Ejecutivo para que finamente esa vicepresidencia segunda pase a Nadia Calviño y que Yolanda Díaz quede como tercera.

En principio, la ministra de Trabajo no tiene intención alguna de pelear por esa segunda vicepresidenta.

Desde el departamento de Nadia Calviño sí se valora como «muy importante» que la responsable del área de Economía tenga una autoridad jerárquica mayor.

Moncloa

Como ya informó Diario16, Moncloa confirmaba este mediodía que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, habían mantenido una reunión esta mañana tras la celebración del Consejo de Ministros, en la que hay acuerdo sobre los cambios del Ejecutivo tras la marcha del de Podemos para participar como candidato en las elecciones de la comunidad de Madrid.

Así, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, será la nueva vicepresidenta del Gobierno, y ocupará el ministerio de Servicios Sociales, la que hasta ahora era la secretaria de estado,  Ione Belarra.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anterior¿Juego de Tronos o sainete en Madrid?
Artículo siguiente¿Cuál debe ser el debate electoral con Ayuso?
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre