A Ciudadanos y Albert Rivera le toca dar explicaciones sobre el proceso irregular, sino fraudulento si finalmente se confirma, en el voto telemático en las Primarias de Castilla y León. Pero hoy la maquinaria del PP -y los colaboradores que siempre han tenido los populares en esta comunidad dentro de Ciudadanos- han vuelto a ganar, mientras los castellanoleoneses vuelven a perder. Así, durante más de tres décadas.

Porque si era válido el argumento popular de que el PSOE en Andalucía, tras más de tres décadas, tenía que dejar de gobernar, la misma argumentación serviría para Castilla y León, con el PP, donde este partido también lleva gobernando 30 años.

Es difícil de explicar, si no se conoce el revanchismo, el abuso de poder, las listas negras y el poder absoluto del PP en Castilla y León, el por qué la ex presidenta de las Cortes y consejera durante dos décadas por este partido, Silvia Clemente, dio un paso al frente para liderar la candidatura a la Presidencia en la comunidad. El candidato a la Junta de Castilla y León del PP y presidente del partido, Alfonso Fernández Mañueco, es el peor ejemplo de la profesionalización de la política, del peligro del mediocre intelectual con poder y del bastardo sistema de la política para crear líderes.

Silvia Cemente ha formado de un Gobierno liderado por el moderado y discreto Juan Vicente Herrera. En su buen hacer el todavía presidente deja el tono político -completamente alejado del de Pablo Casado– y no regalar los oídos al Gobierno de España del PP cuando sus intervenciones perjudicaban a Castilla y León. La reforma de la financiación autonómica fue una de sus últimas advertencias públicas a Mariano Rajoy antes de dejar el Ejecutivo al perder la moción de censura del PSOE que llevó a Pedro Sánchez a La Moncloa.

Los tentáculos de Mañueco

Mientras los tentáculos de Alfonso Fernández Mañueco -desplazado del propio Gobierno autonómico tras ser consejero de Justicia sin prácticamente competencias- estuvieron alejados de la Junta de Castilla y León todo parecía que el PP seguiría al frente de la comunidad y que la calma se mantendría en el PP. Pero lo cierto es que el juego sucio del ahora aspirante a presidir la comunidad -con ayuda de Fernández Maíllo entonces con mando en plaza en Génova- acabaron a través de las peores artes políticas con la carrera política de la vicepresidenta de la Junta, Rosa Valdeón, y a quien todo el mundo daba por sentado que el presidente Herrera cedería el testigo para su relevo. Un control de alcoholemia, tras muchas presiones que la llevaron al abismo- acabó con la carrera de una de las mujeres más decentes del panorama político español. El revuelo mediático, en el mismo instante en que se hizo el atestado, fue impulsado por Mañueco y Maíllo para tener el primero opción a presidir el partido y el gobierno autonómico en esta comunidad.

Mañueco, es el peor ejemplo del peligro del mediocre intelectual con poder

Así Mañueco gana unas primarias a presidir el partido, con jugadas que anulaban la opción al otro candidato y alcalde de León, y pide ayuda a Silvia Clemente, que se la presta convencida de que así el PP seguirá contando con ella en el futuro Gobierno de la próxima legislatura autonómica.

Pero, como a casi todos que le hacen sombra, Mañueco no tiene previsto contar con Clemente. Así la presidenta de las Cortes, tras pactar con Albert Rivera, protagoniza una dura rueda de prensa en la que presenta su dimisión y advierte que el candidato al PP para la Junta no tiene proyecto ni la Comunidad futuro con él al frente.

Dos mujeres destrozadas políticamente

Así, curiosamente, se destroza políticamente a dos mujeres que soñaron con una Castilla y León diferente: Primero fue Rosa Valdeón y después Silvia Clemente.

A Silvia Clemente, según información contrastada por diario16.com , se le asegura que el proceso de primarias en Castilla y León para elegir al candidato a la Presidencia de la Junta no va a tener ninguna dificultad añadida. Con lo que no contaba el líder de Ciudadanos era con que parte del aparato iba a ponerse de parte del otro candidato a las Primarias, Igea. Así 250 votos con los que se contaban fijo para Clemente van a parar a Igea. Y ahí ocurre la entrada de 80 votos en horas intempestivas, que permite a Igea impugnar el recuento y le dan finalmente la victoria.

Todo esto, en medio una campaña, mientras Silvia Clemente era candidata a las Primarias , del PP para desacreditar a la ex presidenta de las Cortes, donde se sacan a relucir ayudas a su marido de la Junta que, cuando se denunciaron, ese mismo PP negó en defensa de Clemente.

Y así, Mañueco mueve, además sus hilos, con representantes institucionales de Ciudadanos que no toman una decisión sin consultarle primero en toda la legislatura. Prueba de ello es lo que ha ocurrido en el Ayuntamiento de Salamanca que presidía Alfonso Fernández Mañueco. Donde los concejales de Ciudadanos, que le permitieron gobernar en minoría, son más papistas que el papa con el exalcalde y ahora aspirante a Presidir Castilla y León.

Silvia Clemente no interesaba a quien quisiera ver a Mañueco al frente de la Junta, porque era inviable que pactara con él tras las elecciones. Y la campaña de desprestigio contra ella, en la que han colaborado los medios de comunicación incluso de ámbito nacional, ha superado las más altas cuotas del cinismo político.

Ambiciosa, como cualquier político, y completamente legítimo. Pero la operación contra Clemente acaba también con una nueva oportunidad perdida para Castilla y León. Cada palo que aguante su vela.

Compartir
Artículo anteriorEl mercado del bebé: un gigante en cifras
Artículo siguienteEl 016 sí escucha a los hombres
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

8 Comentarios

  1. Absolutamente de acuerdo… qué casualidad que Igea supiese tan rápido que no cuadraban votos… no? Y que lo descubriesen en Burgos, que es de dónde salieron??

  2. Es una injusticia lo que le ha pasado a la Sr. Silvia, ella ha sido la unica política/o que ha aportado valor en esta comunidad y en verdad hemos perdido una grande y nos acordaremos de ella cuando no esté.

  3. Esto es desinformación, investiguen la trayectoria de la susodicha. No se puede coger ni con pinzas y la nariz tapada

  4. Veo en Castilla y León un gobierno de izquierdas, porque como en Andalucía llevaba mucho tiempo la izquierda. Gobernará con ciudadanos, y Podemos. A la derecha irá el PP con Vox. La clave está en Ciudadanos como bisagra bifacial.

  5. Ciudadanos va a pactar con PSOE y con losvotos de Podemos, ganarán en Castilla y León, a PP y VOX. Ciudadanos es un partido de centro, y se inclinará al que más votos tenga, para gobernar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 + seis =