lunes, 30enero, 2023
9.2 C
Seville

El PSOE desenmascara a Pedro Sánchez

La ponencia marco del 40 Congreso del PSOE propone una profunda reforma fiscal, algo que Sánchez descartó el 2 de julio en Moncloa

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

El pasado 2 de julio de 2021, el presidente del Gobierno afirmó en una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, junto al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, que «no vamos a abrir en los Presupuestos de 2022 una revisión del modelo fiscal, que está pendiente, pero no para el próximo año».

Esas palabras de Pedro Sánchez fueron la confirmación de que no tiene intención alguna de afrontar uno de los mayores problemas del Estado español: la recaudación de impuestos, sobre todo a las grandes empresas y las grandes fortunas. Ese «ahora no es el momento» es el mejor escudo de las élites para seguir preservando sus privilegios fiscales, mientras que las clases medias y trabajadoras son sometidas a la vigilancia más inquisitorial por parte de la Agencia Tributaria.  

Por otro lado, ese «está pendiente, pero no para el próximo año» no es más que la confirmación de que no se tocará el actual modelo, como está ocurriendo con todas las medidas que afectan directamente a las clases medias y trabajadoras. Así sucede con la tan manida derogación de la reforma laboral, un compromiso que Sánchez aún no ha cumplido y que se sospecha que no cumplirá porque «ahora no toca».

Esta situación de un programa social que no se va a cumplir ya es un clásico de los presidentes que llegaron a la Moncloa bajo las siglas del PSOE, hecho que no es sinónimo de ser socialistas, tal y como la historia ha evidenciado con Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero y podría estar demostrando con Pedro Sánchez.

El PSOE propone lo contrario que Sánchez

Sin embargo, sorprende claramente cómo el PSOE se ha opuesto en el documento de la ponencia marco del 40 Congreso que se celebrará en Valencia en el mes de octubre a lo afirmado por su secretario general.

En concreto, el PSOE propone una profunda revisión del impuesto sobre sociedades, en el que pretende fijar un tipo efectivo mínimo junto a una notable simplificación de los incentivos fiscales de las que se benefician las élites españolas.

Por otro lado, el Partido Socialista apuesta por la fijación de una tasa común para las multinacionales que rentabilizan el mercado único para contribuir a la financiación del presupuesto comunitario. Esta reforma de la tributación de las empresas resulta central para una revisión profunda de todo el modelo fiscal español, es decir, lo contrario a lo que afirmó Sánchez el 2 de julio.

Respecto al impuesto de la renta, el PSOE señala la posibilidad de introducir impuestos negativos en coherencia con las distintas prestaciones sociales, especialmente el Ingreso Mínimo Vital.

El documento del PSOE, la antítesis de la acción de Sánchez en materia laboral

Mientras Pedro Sánchez sigue frenando la derogación de la Reforma Laboral de Rajoy, dando poder a Nadia Calviño, la ministra de las élites, el documento de la ponencia marco, por ejemplo, se refiere al teletrabajo, una realidad que ha llegado para quedarse tras la pandemia pero que se ha convertido en un nido de abusos laborales. El PSOE asegura en el documento que se deberán potenciar las medidas de conciliación de la vida laboral y personal y garantizar los derechos de los trabajadores en el trabajo a distancia.

«El teletrabajo sin control puede hacer que se refuercen los roles de género y el reparto de tiempos y trabajos se haga de manera aún más desigual que antes, generando nuevas fuentes de estrés, tensiones familiares y laborales y un desarrollo profesional desigual», critica el documento socialista.

Por otro lado, PSOE propone reforzar el sistema de negociación colectiva y crear «un Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI» que garantice las condiciones que permitan la plena igualdad entre mujeres y hombres en el empleo y en las relaciones laborales, así como superar la precaria incorporación de los jóvenes al empleo, defender los derechos fundamentales ligados al trabajo, la libertad sindical y el derecho de huelga. Todo esto jamás se podrá llevar a cabo si Sánchez no deroga la Reforma Laboral de Rajoy y paraliza de una vez las nefastas consecuencias que está aplicando en las clases medias y trabajadoras de España.  

«Los desafíos estructurales de la economía española, junto a los desafíos derivados de la transición digital y ecológica, los retos demográficos y de cuidados, necesitan otra articulación legal que sitúe el derecho al trabajo, el pleno empleo y salarios dignos en el frontispicio», afirma con contundencia el documento del PSOE.

El documento también destaca que es fundamental analizar la posibilidad de avanzar en la reducción de la jornada laboral en paralelo con el crecimiento de la productividad. ¿Permitirá esto Sánchez después de haberse reunido en Estados Unidos con los gerifaltes del capitalismo cruel e inhumano que gobierna el mundo y que valora más la explotación de las clases medias y trabajadoras para lograr un mayor volumen de beneficios para sus accionistas y clientes?

Los salarios y la temporalidad, otra contradicción

Respecto a la subida de los salarios, el PSOE señala en el documento que para recuperar el peso de los salarios de los trabajadores y reducir las desigualdades hay que seguir avanzando en el incremento del salario mínimo hasta llegar en 2023 al 60% del salario medio. Es decir, lo contrario de lo que afirmó Sánchez el 16 de junio, junto a Ursula von der Leyen, cuando enfrió la subida del SMI en 2022: «Ahora mismo lo relevante es la creación de empleo y la consolidación del crecimiento económico». Una nueva victoria de la ministra neoliberal frente a Yolanda Díaz.

Sobre la temporalidad, el Partido Socialista propone activar un mecanismo de penalización disuasoria a las empresas que abusen de la contratación temporal y la rotación de los trabajadores mediante porcentajes de recargo automáticos en las cotizaciones a la Seguridad Social.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. Bueno, considerando que TODO el PsoE lleva 40 años (mas los 100 anteriores) engañando a la sociedad española, esas propuestas (fiscales, sociales, económicas) no son muy de creer.
    Pero es que el español medio sigue siendo así de cándido.
    ¡Ojo, el PP es mucho peor!

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído