El auto del juez García Castellón para que el Tribunal Supremo acepte que se investigue al vicepresidente Pablo Iglesias por el caso Dina no tiene desperdicio. Si no se tratara de la vida real, el escrito del magistrado respondería a una trama judicial de cualquier novela negra donde se podría poner en entredicho la independencia judicial. El objetivo claro es empapelar a Iglesias, mientras afea la conducta del vicepresidente del Gobierno de España por “tratar de desprestigiar a OKDiario”.

Así el juez da por buenas las informaciones e incluso fotografías publicadas por Inda en OKDiario. Parece que se trata de demostrar que Iglesias es culpable hasta de “la muerte de Manolete”. García Castellón blanquea de esta forma un medio controvertido, dirigido por un periodista que ha utilizado métodos de presunta dudosa legalidad en más de una ocasión.

Se da la circunstancia que el magistrado pone en valor a Eduardo Inda y su medio, mientras el director y contertulio está siendo investigado por el acoso a los hijos de Pablo Iglesias e Irene Montero a través de una persecución agobiante a quien cuidaba a los pequeños en ausencia de sus padres.

Faltaría

En esta línea, el juez califica de “consciente y planificada actuación falsaria desplegada por el Sr. Iglesias  con su personación, fingiendo ante la opinión pública y ante su electorado, haber sido víctima de un hecho que sabía inexistente, pocas semanas antes de unas elecciones generales”.

Una actitud la del juez, que ha dejado con el pie cambiado al Gobierno en pleno y al propio Iglesias, ya que, como publicó Diario16, a mediados de septiembre la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional había estimado los recursos de apelación de de Pablo Iglesias y Dina Boulselham contra el auto del juez de instrucción Manuel García Castellón que le retiró la condición de perjudicado al líder de Podemos en la pieza que investiga la sustracción del teléfono móvil de su ex asesora. La Sala entendió que se mantienen los elementos por los que se sustentó la legitimación de Iglesias como perjudicado en la causa que se inició como una pieza del conocido como caso Villarejo.

Villarejo

Todo empezó en la investigación judicial del caso Villarejo. Entre la documentación informática incautada al ex comisario en su domicilio particular apareció la copia entera de la tarjeta de memoria de un teléfono móvil, el de Dina Rousseff, la asesora y persona de confianza del candidato a las elecciones Pablo Iglesias.

Pero el juez García Castellón, en un vuelco sin precedentes, juega en su auto a cazar al perjudicado en un claro caso de espionaje desde las cloacas del estado.

Suplicatorio al Congreso

Iniciar un procedimiento contra el vicepresidente Pablo Iglesias en el Tribunal Supremo, como ha solicitado el juez, requiere que el Alto Tribunal pida su suplicatorio al Congreso, ya que es diputado, y que esa autorización se apruebe por mayoría, lo que haría necesario el voto a favor del PSOE, socio de Podemos en el Gobierno.

Por el momento, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en conversación informal con los periodistas que le acompañan en su visita oficial a Argelia, ha dejado claro su apoyo a Pablo Iglesias y su tranquilidad con respecto al desarrollo de este auto.

Apúntate a nuestra newsletter

5 Comentarios

  1. Este sinvergüenza de la moño ya debería estar empapelado hace mucho tiempo,al igual que el Pedro,que es otro como el.

  2. No es nada nuevo,van a por Pablo Iglesias y a por Podemos sea como sea,inventadose lo que sea.
    La extrema derecha,el fascismo, no solo esta dentro de vox,salvo excepciones,los jueces con «poder» son del opus,conservadores retrogrados o simplemente vendidos.

  3. Como uno de los poderes del Estado no es electo directamente por los ciudadanos? No significa ésto que los «Poderes profundos» del reino boubónico son los que realmente mandan y colocan a sus sirvientes en la dirección de los órganos decisivos de la administración de Estado. En fin, sino fuera trágico, todo esto sería para reír. Y mientras tanto Calamidad Ayuso nos entretiene con sus desafueros de paseadora de perros.

  4. ¿Por qué no se empapela al «juez»? ¿Por que no se declara ilegal al PP? ¿Por qué no se exilia el rey «monarquico»? ¿Por qué el de la guerra de Irak y el señor X y el marido de la de los bombones no se van a la ……?

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre