El magistrado Santiago Pedraz tiene intención de citar en los próximos días a Luis Bárcenas para que confirme y amplíe la información que transmitió a la Fiscalía Anticorrupción en un escrito que ha vuelto a sacar a la luz la presunta financiación ilegal del Partido Popular. En ese documento acusó a Mariano Rajoy de destruir todos los papeles en los que se recogían todos los movimientos de esa Caja B, documentos de los que, supuestamente, Bárcenas tiene una copia.

El extesorero ya amenazó hace años al PP con tirar de la manta si su esposa, Rosalía Iglesias, entraba en prisión que, en la actualidad, se encuentra en el módulo de mujeres de Alcalá-Meco. Por tanto, Bárcenas ha demostrado al Partido Popular que no iba de farol y ha dinamitado nuevamente la línea de flotación del PP.

Ante este nuevo golpe, la formación ahora liderada por Pablo Casado ha buscado dos salidas. Una absurda y otra surrealista. La primera es afirmar que ese PP no es el actual PP. La segunda, la protagonizada por Teodoro García Egea, al acusar a Dolores Delgado de llegar a un acuerdo con Bárcenas para conspirar contra el Partido Popular. Si la versión absurda dice que ese PP no es el actual PP, ¿por qué García Egea habla de conspiración? Esto es como lo del Banco Santander y el «banco nuevo» y el «banco viejo» en referencia al Caso Popular.

Estas teorías del PP se van a acabar porque Pedraz le ha preparado a Bárcenas un auditorio para que pueda «cantar» con todo el tiempo del mundo y sin la limitación que da el papel.

La petición de declaración de Bárcenas ha venido de la propia Fiscalía Anticorrupción porque ve necesario que el extesorero amplíe la información que se incluye en el escrito que tanto daño ha hecho al PP y, sobre todo, a Pablo Casado.

Es muy importante que Bárcenas aclare la existencia de la grabación del fallecido Álvaro Lapuerta en la que se hablaba sobre las entregas de dinero en efectivo que se realizaban mensualmente a varios dirigentes del Partido Popular, entre los que se encontraba Mariano Rajoy.

También es importante esta declaración de Bárcenas porque en los próximos días se iniciará el juicio por la reforma de la sede del PP en la calle Génova dado que el extesorero confiesa que tanto él como Lapuerta negociaron con Unifica las condiciones de pago. En esas negociaciones, según Bárcenas, se acordó pagar parte de la ejecución de estas obras con dinero de la Caja B.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. ese PP no es el actual PP dice Casado.
    El coste oficial, en una manifiesta omisión de sus obligaciones de transparencia por parte del gobierno regional, no se conoce todavía. Se habla, sin embargo, de 100 millones de euros, el doble de lo presupuestado inicialmente.
    LA VIDA SIGE IGUAL.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre