Antonio Zapatero, exdirector del hospital de Ifema. (Foto Comunidad)

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha nombrado al doctor Antonio Zapatero como viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19 del Gobierno regional. Desde la consejería de Sanidad, que dirige Enrique Ruiz Escudero, el exdirector médico del Hospital temporal de Ifema, dirigirá la desescalada en la región y, también se encargará de la coordinación de la evolución de las residencias de mayores de la Comunidad de Madrid, responsabilidad que recaía en Encarnación Burgueño.

El pasado 13 de marzo, la presidenta madrileña nombró a María Encarnación Burgueño, hija del artífice de los planes privatizadores en la sanidad madrileña, Antonio Burgueño, al frente de las residencias de mayores en la Comunidad de Madrid.

El polémico nombramiento como coordinadora para hacer frente a la grave situación que sufrían y aún sufren las residencias geriátricas por el Covid-19, provocó malestar entre profesionales de la red pública, debido a su nula experiencia en el sector.

Antonio Zapatero, en esta nueva viceconsejería, se encargará de aplicar una estrategia enfocada a la evolución de residencias de mayores de la región, centros que han soportado una alta letalidad ante el coronavirus.

El nombramiento de Zapatero se produce tras la dimisión de la directora general de SaludPública, tras oponerse a pasar a la fase 1 de la desescalada

Ayuso ya había lanzado un dardo envenenado contra su vicepresidente, Ignacio Aguado y contra el consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, ambos de Ciudadanos, al retirarles las competencias en la gestión de estas residencias, para entregárselas al consejero de Sanidad del PP.

El nombramiento de Antonio Zapatero se produce tras la dimisión de la directora general de Salud Pública de Madrid, Yolanda Fuentes tras oponerse a pasar a la fase 1 de la desescalada. Según fuentes conocedoras de la dimisión, Fuentes ha renunciado a su cargo por desavenencias con el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz-Escudero, al considerar que Madrid no estaba preparada sanitariamente para pasar de fase.

Las tensiones dentro del Gobierno de coalición entre PP y Ciudadanos han sido de dominio público. Las últimas concesiones de Ayuso a su vicepresidente, Ignacio Aguado parecen indicar que se está produciendo concesiones para asegurarse el apoyo de sus socios, tras los rumores de un adelanto electoral en la región.

El fichaje de Encarnación Burgueño se canalizó mediante una supuesta empresa llamada Cardio Líder, que en realidad era una mera marca utilizada para la comercialización de desfibriladores.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre