Rocío Monasterio, candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, ha afirmado en una entrevista concedida a la Agencia EFE que su campaña se desarrollará en los barrios, es decir, que los ultras van a buscar a los votantes en la desesperación de los distritos más humildes, los abandonados por el Partido Popular, para intentar captar apoyos a través de un mensaje populista de ultraderecha que es muy peligroso, puesto que está basado en lo que la gente desesperada quiere oír.

«Nosotros vamos a ir a los barrios a decir: no os vamos a engañar, puede que no estéis de acuerdo al cien por cien con todo lo que decimos, pero confiad en nosotros porque vamos a dar respuestas a vuestros problemas reales», ha dicho Monasterio.

Esta frase resume a la perfección lo que es el populismo de ultraderecha: palabras vacías pero que, en un momento de crisis económica, puede captar a miles de personas que se sienten excluidas de la sociedad por la ineficacia de las políticas aplicadas por los partidos tradicionales y por la incoherencia ideológica de las formaciones de izquierda cuando llegan al poder.

Por eso, Vox ha puesto su objetivo en los barrios obreros. Monasterio piensa existe un votante de izquierdas que está empezando a ver a la ultraderecha como la solución a sus problemas y ha puesto como ejemplo los resultados en las elecciones de 2019 donde se produjo un importante incremento de votantes en las zonas que tradicionalmente votaban a la izquierda.

Por otro lado, la candidata de Vox a la Comunidad de Madrid ha sido contundente al afirmar que Isabel Díaz Ayuso no tiene garantizado el apoyo de los ultras, ya sea de un modo externo, como ocurrió tras las elecciones de 2019, o entrando en el gobierno.

Esto hace que la situación de la Comunidad de Madrid se vuelva muy difícil, puesto que es un modo de decir que van a imponer unas condiciones muy duras que se centrarán, sobre todo, en sus mantras, por ejemplo, contra la inmigración.

Las únicas esperanzas que le quedan a Ayuso es dárselo todo a los ultras, dando sentido a su frase «cuando te llaman fascista es que estás en el lado bueno», o agarrarse al objetivo principal que Monasterio a expuesto en la entrevista: evitar a toda costa que la izquierda entre en el Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. Y tendrán éxito. Pues los partidos y sindicatos que se auto-proclaman de clase, en lo que realmente están es la administración de su cuota de poder, pero jamás se plantean ni en sus postulados ni conducta política sustituir al sistema capitalista( la expresión más acabada de la crueldad económica y social) por un sistema socialista donde el trabajo prime sobre el capital.
    Hasta CCOO que nació como herramienta para reemplazar al capitalismo, y por ello pertenecía al FSM (que tiene como eje de su política sindical de clase la lucha contra el capitalismo y la construcción por una sociedad sin explotación del hombre por el hombre), traicionando las luchas y torturas de sus activistas; pasó a ser miembro de CIOSL, actualmente CSI; internacional sindical controlada por la CIA (recomiendo leer: La CIA y el Movimiento Obrero editado por Grijalbo). Ante la traición de las organizaciones que se jactan de ser emancipadoras de los trabajadores, siendo en la práctica herramientas de sumisión de éstos ante las oligarquías económicas y sociales.

  2. Y tendrán éxito. Pues los partidos y sindicatos que se auto-proclaman de clase, en lo que realmente están es la administración de su cuota de poder, pero jamás se plantean ni en sus postulados ni conducta política sustituir al sistema capitalista( la expresión más acabada de la crueldad económica y social) por un sistema socialista donde el trabajo prime sobre el capital.
    Hasta CCOO que nació como herramienta para reemplazar al capitalismo, y por ello pertenecía al FSM (que tiene como eje de su política sindical de clase la lucha contra el capitalismo y la construcción por una sociedad sin explotación del hombre por el hombre), traicionando las luchas y torturas de sus activistas; pasó a ser miembro de CIOSL, actualmente CSI; internacional sindical controlada por la CIA (recomiendo leer: La CIA y el Movimiento Obrero editado por Grijalbo). Ante la traición de las organizaciones que se jactan de ser emancipadoras de los trabajadores, siendo en la práctica herramientas de sumisión de éstos ante las oligarquías económicas y sociales; el neo-fascismo ve su oportunidad de ocupar ese espacio social, dada la decepción de los jóvenes trabajadores; pues el sistema defendido por CCOO, UGT, y afines los condena a la precariedad y al hambre.

  3. – rocio monasterio condenada por robar sin apelacion, a esta la podian deportar ya,
    como pide vox pal senehales de Up, pero la ponen de candidata…para
    seguir robando pero aforada
    – su marido , Espinosa monteros, condenado , por no pagar obreros qe le arreglaron la mansion , que arreglo sin licencia , hijo del embajador d franco amigo d nazis
    …piden no subir smi, despedir obrer@s enferm@s , no luchar contra el hambre, quitar impuestos pa qe ls ricos puiedan especular y pa qe lo poco que sauqen ls pobres se lo puedan quitar empresas privadas etc etc etc

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre