Apenas 3.000 personas se han congregado en defensa del mundo rural y sus tradiciones y a favor de la caza y los toros, apoyados por los partidos de la derecha y extrema derecha, a la que se ha sumado Podemos.

La Real Federación Española de Caza (RFEC), las federaciones autonómicas de caza (FFAA), la Oficina Nacional de la Caza y la Asociación de Propietarios Rurales para la Gestión Cinegética y Conservación del Medio Ambiente (APROCA), anunciaron que no acudirían a la manifestación de hoy.

Estas asociaciones y federaciones consideran que “congregar en Madrid a más de un millón de personas para manifestarse es una responsabilidad muy seria con consecuencias muy importantes”. Hoy no se ha alcanzado esa cifra, ni siquiera el 10 por ciento, por lo que consideran que ha sido un auténtico fracaso. En el año 2008, la RFEC, junto al sindicato agrario más importe de España, ASAJA, llenó Madrid con más de un millón de personas. Ahora, bajar esa cifra se ha entendido por la sociedad urbana como una disminución de la fuerza del colectivo cinegético y del mundo rural a favor de postulados de los ecologistas.

La protesta, que ha partido desde Atocha, ha estado encabezada por una gran pancarta con el lema “En defensa del mundo rural y sus tradiciones”. Colectivos cazadores  y criadores de toros, pescadores, ganaderos y agricultores, junto a un grupo en defensa de los circos con animales, han integrado el grueso de la reivindicación, que ha contado con la asistencia del presidente del PP Pablo Casado, el diputado de Ciudadanos en el Congreso Miguel Ángel Garaulet y el secretario general de Vox, Javier Ortega.

PP y Vox, juntos también por la caza

Durante la manifestación, el presidente del PP, Pablo Casado, se ha declarado muy preocupado por la defensa del mundo rural: «Nos quedamos en la manifestación por respeto a los manifestantes y a los organizadores como por todos los sectores que se encuentran aquí, como son el de la tauromaquia, la pesca o la agricultura, porque estamos preocupados por la economía nacional y por saber lo que quieren los españoles en libertad».

Casado ha destacado que “la caza mueve más de 6.000 millones de euros al año y emplea a más de 170.000 personas”, por lo que supone “un gran sustento para el mundo rural”.

El secretario general de Vox, Javier Ortega, en la misma línea, ha declarado que la defensa de la España rural es la defensa de la libertad, de la economía y de las tradiciones, entre ella la caza y los toros.

El portavoz de Ciudadanos, Miguel Garaulet, ha expresado el apoyo de su partido a la reivindicación “para salvar las diferencias que hay entre el mundo rural y el de la ciudad”.

Podemos increpado

La portavoz de Podemos, Paula Valero, intentó mostrar la postura de su partido, “en defensa de un sistema sostenible”. La realidad ha sido bien diferente y fue increpada e insultada por los manifestantes, al grito de “sinvergüenzas” y “traidores”.

El partido animalista PACMA, ha dejado un mensaje a los partidos que han apoyado y se han manifestado en favor de la caza, incluido Podemos. “Las caretas al final acaban cayendo. @ahorapodemos junto a Vox-PP-Ciudadanos apoyando la caza y otras terribles actividades de maltrato animal. Por desgracia, los animales sólo tienen al @PartidoPACMA de su lado”

Esta marcha ha contado con el apoyo de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) ante “riesgo para la agricultura que supone la suspensión cautelar de la caza en Castilla y León”, según un comunicado, que achacaba la decisión a presiones de agrupaciones ecologistas.

Ante la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, la UPA ha criticado “que es un despropósito que se deje de defender a los habitantes de los pueblos y que se ceda una y otra vez ante los grupos ecologistas”.

En defensa de los circos con animales ha asistido Circos Reunidos, cuyo portavoz, Nacho Pedrera, ha pedido “que se pueda trabajar con libertad. Basta ya de tanta prohibición y de tanta mentira, ha criticado, y ha afirmado que los animales con los que trabajan en espectáculos cumplen con la normativa.

Desde PACMA se denuncia el maltrato de estos animales y se defiende la prohibición en muchos municipios de España, entre ellos próximamente Madrid.

Al finalizar, el coordinador de la manifestación Carlos Bueno ha dado lectura a un comunicado en el que ha denunciado “que el campo se queda vacío”.

“Los pueblos se abandonan y mientras tanto la sociedad urbana no termina de darse cuenta de la gravedad de este drama humano, territorial, ecológico y estratégico, que afecta y, sobre todo, afectará, a todos los habitantes, también a los que viven en las ciudades”, ha proseguido el portavoz.

“Sostenemos el medio ambiente, sin nosotros el campo moriría. Estamos hartos de ataques indiscriminados”, ha dicho Jesús Expósito, presidente de Asociación  Española de Black Bass, (en defensa de la pesca deportiva) y miembro de Alianza Rural.

“Esta manifestación va a suponer un antes y un después”, ha asegurado. A pesar no haber congregado a más de 3.000 personas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre