sábado, 4febrero, 2023
8.8 C
Seville

La macabra relación entre el negacionismo de Vox y el incremento de los asesinatos machistas

Aunque el partido de ultraderecha afirme que condena de igual manera todos asesinatos perpetrados por hombres y mujeres, la realidad es que, tal y como denuncian diferentes asociaciones de defensa de los derechos de la mujer, existe una correlación entre el negacionismo de Vox y el incremento del número y la crueldad de los asesinatos machistas

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

España está consternada por la última ola de crímenes machistas. El caso de las niñas de Tenerife, donde el asesino machista no dudó en matar a sus propias hijas para hacer daño a la madre y crearle el mayor dolor posible, ha despertado nuevamente la indignación en la ciudadanía. No sólo las feministas han mostrado su repulsa, sino todo el país.

Sin embargo, a pesar de la crudeza de un hecho vil y miserable, Vox ha continuado con su discurso negacionista de la violencia machista.

El partido de ultraderecha no ha dudado en poner ejemplos de mujeres que han asesinado a sus hijos para mantener su discurso en el que niegan absolutamente la existencia del terrorismo machista. Eso es muy peligroso, porque, en cierto modo, alienta a los maltratadores y, de determinada manera, es tomado como un argumento que justifica los crímenes contra las mujeres.

Alerta humanitaria

Las asociaciones de defensa de los derechos de la mujer llevan tiempo alertando de que España está viviendo una alerta humanitaria y social. En concreto, no paran de denunciar el aumento «visceral» de mujeres asesinadas y de crímenes machistas, casualmente, está coincidiendo con la entrada de Vox a las administraciones públicas, ya que, como ya indicó hace dos años Ana María Pérez del Campo, fundadora de la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas, este incremento de los asesinatos es consecuencia de que «se está alentando» al machismo.

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta es que las instituciones donde Vox ha firmado acuerdos con PP y Ciudadanos no realizan comunicados institucionales de condena a la violencia machista.

Por otro lado, entre las organizaciones de defensa de los derechos de la mujer hay mucha preocupación respecto al desarrollo del Pacto de Estado que se logró con el consenso de todos los partidos con representación parlamentaria. Este pacto, evidentemente, no habría salido adelante si Vox hubiese estado en el Congreso de los Diputados.

Cuestionamiento de la violencia machista

Además, Vox continúa cuestionando la propia existencia de la violencia machista y su crecimiento está demostrando que en España aún hay millones de ciudadanos y ciudadanas que no están comprometidas con la lucha contra esta lacra social.

Acabar con los asesinatos de mujeres por el hecho de ser mujeres o de sus hijos e hijas es un asunto en el que todos y todas deberían estar implicados e implicadas, sobre todo desde los partidos políticos que no deberían vender su dignidad democrática y sus valores de respeto a los derechos humanos por mantener el sillón de mando en ayuntamientos y comunidades autónomas.

Estas formaciones que mantienen el poder gracias al apoyo de Vox deberían tener en cuenta que uno de los primeros deberes de un gobernante es la defensa de la seguridad del pueblo. No hacerlo, sobre todo permitiendo el incremento de los asesinatos o incluyendo los caprichos fascistas y machistas de Vox en las leyes aprobadas, como ha ocurrido en Murcia o Andalucía, es un abandono irresponsable del deber e, incluso, un elemento que acerca al perjurio para aquellos que juraron o prometieron la Constitución, un texto que Vox dice defender cuando se trata de la unidad de la patria pero en el que, realmente, no cree.

El negacionismo cala

En una situación como la actual, con una madre arrasada por el dolor por el asesinato de sus hijas por parte de un criminal machista, estamos viendo cómo el negacionismo de la violencia machista por parte de Vox, que utiliza las tácticas de propaganda en redes sociales implementadas por Steve Bannon, cada vez cala más en una parte de la sociedad. No tienen más que leer algunos comentarios a las noticias de Diario16 en los que se demuestra la abducción de las mentes por el discurso populista y de odio de la ultraderecha.

Este discurso no sólo es miserable, sino que está provocando que muchas mujeres víctimas se sientan aún más reticentes a denunciar el maltrato físico o psicológico por miedo a encontrarse con personas en la administración que comulguen con las teorías negacionistas.

Si ya existía miedo a la denuncia entre las víctimas antes de la llegada de los de Santiago Abascal a las instituciones; si a las víctimas se las revictimizaba en la administración de Justicia al cuestionar las denuncias, tal y como ocurrió recientemente con el interrogatorio de la Fiscalía a la víctima de una violación grupal; si hay juzgados en los que se deniegan más del 90% de las órdenes de protección, ¿qué no pasará ahora con los ultras negacionistas del terrorismo machista en las instituciones? La respuesta es que el discurso de Vox calará de tal manera que trasladará una sensación de impunidad a los maltratadores y los terroristas machistas que, indefectiblemente, aumentará el número de asesinatos, tanto de mujeres como de sus hijos e hijas.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. Es evidente que hay más hombres que matan a sus mujeres o hijos que mujeres que asesinan a sus marridos o hijo. Como es evidente que los hombres son más violentos (estadísticamente) que las mujeres.

    Pero es incierto que las victimas de los hombres sean principalmente las mujeres. De cada cuatro asesinatos que cometen los hombre tres son hombres y solo uno mujer. Es decir los hombres violentos asesinan principalmente a los de su mismo género.

    Dicho esto cabe decir también que si se llama «violencia machista» o «terrorismo machista» a las agresiones que cometen los «machos» contra la mujeres o hijos, el que cometen las «féminas» debería se llamado siguiendo la misma lógica «violencia feminista» o «terrorismo feminista».

    Cuando se producen atentados terroristas perpetrados por los islamistas es común que la izquierda salga en tropel advirtiéndonos que no se debe caer en la islamofobia, atribuyendo a un colectivo los actos perpetrados por una minoría de sus miembros. Lo mismo cabe decir sobre los hombres, no se debe caer en la androfobia atribuyendo a todos los hombres los crímenes perpetrados por una insignificante (estadísticamente) minoría de hombres, que además se ceban especialmente contra los individuos de su propio sexo.

    Utilizar además sucesos tan trágicos como los asesinatos de los niños de Tenerife, para descalificar al adversario político, por muy en desacuerdo que se pueda estar con sus ideas, es repugnante.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído