Ayuso, en la inauguración del Hospital de Pandemias.

Ciudadanos en la Comunidad de Madrid anda como que disimula ante lo que también considera una nueva «Ayusada». Tras el coste millonario, y el marketing asegurado, con el hospital de pandemias creado innecesariamente por la presidenta Isabel Díaz Ayuso, las redes arden y la oposición, los colegios profesionales, los sindicatos sanitarios y los profesionales se muestran indignados y desesperados ante las últimas noticias sobre el traslado de pacientes a otros hospitales, ante la falta de medios de un centro sanitario que, en realidad, carece de los medios técnicos y humanos básicos para atender a los enfermos de Covid.

Además, sindicatos como el de Enfermería (SATSE) y CCOO acuden a la Inspección de Trabajo por la imposición del traslado de profesionales sanitarios al centro de Ayuso. Una vez allí, y dejando sin personal suficiente al resto de hospitales de los que esos trabajadores provienen, ven cómo apenas tienen nada que hacer.

Es decir, Ayuso desmantela los hospitales madrileños para trasladar sanitarios por imposición al de pandemias sin que realmente éstos profesionales tengan nada útil que hacer en el Isabel Zendal.

Para rematar la situación, desde la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid se remitió -una vez inaugurado El Centro a bombo y platillo- a las gerencias de los hospitales del Servicio Madrileño de Salud que el Hospital de Emergencias Isabel Zendal no podría acoger a pacientes «candidatos a ingresar en UCI». El digital El Salto confirmaba  esta situación con un caso de un paciente con neumonía bilateral.

En el documento, enviado un día después de la inauguración, también se denegaba la entrada a pacientes que podrían ingresar en la Unidad de Cuidados Intensivos por su «mala evolución». Sin embargo, el Gobierno regional amplió el criterio de traslado después de que se hiciera pública esta información.

Más problemas

El hospital de Emergencias Isabel Zendal aún no ha llegado a su primer mes de vida y aporta más problemas de los que resuelve, sin que por parte de la presidenta Ayuso se hayan tomado medidas para resolver el problema.

Ante esta situación, las redes sociales arden y la oposición lanza mensajes en redes denunciando esta situación, mientras Ciudadanos -como socios de Gobierno de Ayuso- mira para otro lado.

Así en twitter, Mónica García, la portavoz de Más Madrid, y buena conocedora de lo que ocurre en la Sanidad Pública Madrileña porque trabaja como anestesista en el Hospital 12 de octubre, destaca que «tras demostrar a inutilidad sanitaria del Hospital Isabel Zendal vemos, a menos de un mes de su inauguración, como un paciente es trasladado al Hospital Gregorio Marañón, un centro que lleva una década sufriendo los recortes del PP»:

Días antes, José Manuel Freire, el portavoz de Sanidad del Grupo Socialista en la Comunidad de Madrid, ya había denunciado también a través de redes que «El Gobierno de Ayuso mantiene camas cerradas en el hospital de paliativos Virgen de la Poverda mientras plantea enviar enfermos terminales al Zendal»:

Las redes de uno de los políticos con más futuro de Unidas Podemos, el portavoz de la coalición morada en las Cortes de Castilla y León, y responsable de la «España Vaciada» en la organización nacional, Pablo Fernández, deja en sus redes un tuit muy aclaratorio de lo que está pasando con el Hospital de Pandemias de Ayuso:

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre