Ayuso eclipsando a los reyes de España en el homenaje a los sanitarios detrás del estado Santiago Bernabéu del Real Madrid

El Sindicato de Enfermería, Satse Madrid y CCOO Sanidad Madrid han presentado denuncia contra el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) por poner en riesgo grave a los profesionales en  el Hospital de Pandemias Ayuso, pero también a los profesionales de los servicios del resto de los hospitales madrileños en dónde las autoridades han reducido las plantillas para trasladar trabajadores/as al nuevo hospital.

El Hospital Isabel Zendal no debería de haberse abierto. Así de claro lo expone el Sindicato de Enfermería en Madrid en la denuncia que ha interpuesto ante la Inspección de Trabajo en la que reclama conocer qué medidas, en materia de prevención de riesgos laborales, se están aplicando en dicho centro asistencial.

Por su parte CCOO Madrid acusa a la Consejería de Sanidad de inobservancia de las propuestas realizadas a nivel preventivo y de una conducta general de incumplimiento de las normas en materia de prevención de riesgos laborales.

En su denuncia ante la Inspección de Trabajo CCOO alega que la Consejería de Sanidad no ha tenido en cuenta, en ningún momento, las necesarias medidas de seguridad y salud previstas para poder realizar las tareas que se requieren para la actividad en el hospital “de las que únicamente tenemos información por los medios de comunicación”.

Añade el escrito que, en la construcción del hospital de pandemias, consta que tuvo lugar un accidente mortal por caída en altura, y al que se hace mención porque esa falta de información, formación y, en definitiva, de toda la preceptiva actividad preventiva inicial que debe tenerse en cuenta, no ha sido llevada a cabo en ningún momento, desde el principio del proyecto, hasta su puesta en marcha como hospital de referencia para traslado de pacientes COVID.

Carencias en materia de salud laboral

Para SATSE Madrid y así se lo explican a la Inspección de Trabajo las carencias en materia de salud laboral son muchas, demasiadas, tantas que llevan a indicar que el Hospital de Pandemias no debería haberse abierto.

“Ante tal situación, entendemos, afirman desde la organización sindical, que, al menos, ha de actuarse con la mayor celeridad para enmendar estar carencias tan palmarias a la mayor brevedad, motivo por el cual venimos a solicitar que se requiera por parte de la Inspección de Trabajo al Servicio Madrileño de Salud (Sermas) para que atienda la petición efectuada por esta representación en materia de prevención de riesgos laborales”.

Peligro grave

El pasado 24 de noviembre, la responsable de Salud Laboral de CCOO Sanidad Madrid, Rosa Muelas hizo llegar un escrito a la Subdirección General de Relaciones Laborales y Actuaciones Jurídicas del SERMAS, en la que se reclamaba los planes y las medidas de seguridad y salud laboral previstas en la normativa y alertaba de los posibles incumplimientos de la legalidad vigente.

Ante el silencio por respuesta de las peticiones y sin disponer, tres semanas después, desde la inauguración del Hospital Enfermera Isabel Zendal de ningún documento que acredite que existe la evaluación de riesgos del centro, los planes de evacuación y emergencias, la evaluación de puestos de trabajo o la vigilancia de la salud de los profesionales, entre otras exigencias. CCOO ha procedido a presentar denuncia.

Asimismo, el sindicato considera que esta situación de peligro grave afecta no solo a los trabajadores/as del nuevo hospital sino también a los que permanecen en aquellos servicios de los otros hospitales que se han visto mermados por los traslados que la Consejería de Sanidad ha ordenado. Ocurre que no se han cubierto las vacantes que han dejado los trasladados y esa sobrecarga de trabajo de los que se quedan, puede contribuir a incrementar su estrés y otras patologías poniendo en riesgo su salud y también la seguridad de los usuarios de los centros.

La Consejería de Sanidad actúa de forma irresponsable

Desde el Sindicato de Enfermería se considera que la Consejería de Sanidad actúa de forma irresponsable por el hecho de que los trabajadores y sus representantes desconozcan cuáles son los mecanismos y las dinámicas a llevar a cabo en caso de que se produzca una emergencia y deba evacuarse el centro, por ejemplo.

“Es un acto claramente lesivo tanto para los profesionales como para los pacientes que allí puedan estar ingresados que, al parecer, importa poco a la Administración regional a la que solo le interesa abrir a toda costa este espacio a pesar de no saber si se garantiza la salud y seguridad de todos los que se encuentren en su interior”, finalizan desde SATSE Madrid.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre