La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso desmantela los hospitales madrileños para trasladarlos al de pandemias, y ha empezado a comunicar a los centros, los trabajadores que serán trasladados forzosamente al hospital de Valdebebas, donde recibirán pacientes la próxima semana.

Los sindicatos madrileños han comenzado a recibir comunicación del número de profesionales que abandonarán forzosamente cada hospital del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) para trasladarse de inmediato al Hospital Isabel Zendal, que la presidenta y su corte del PP y Ciudadanos inauguraron el pasado martes 1 de diciembre.

El hospital, llamado de pandemias, se inauguró sin dotación de personal y sin presentar los preceptivos planes de emergencias, evaluación de seguridad y prevención de riesgos. CCOO ha denunciado el malestar existente “entre profesionales” y la desolación de muchos “a los que les obligan a abandonar su centro”.

Traslados forzosos al nuevo hospital

Los datos recogidos por CCOO en 14 hospitales del SERMAS, de los 31 que tiene la red con empleados públicos, ascienden a 297 que se sumarán a los 106 voluntarios que la Consejería de Sanidad comunicó el miércoles que se trasladarían por voluntad propia al nuevo hospital. La orden del Gobierno de la Comunidad de Madrid es no cubrir los puestos que queden vacantes por estos traslados forzosos. El número de profesionales necesarios previstos por la Consejería, en un principio, para cubrir la atención de 240 camas de hospitalización, fue de 669 que se restarán de las plantillas de los hospitales tradicionales de la red pública madrileña.

Foto Agustín Millán

CCOO insiste en la necesidad de reconsiderar esta postura y contratar más personal. No es sensato, no es pertinente y no es responsable quitar personal de los hospitales. Nunca lo es cuando las plantillas ya están infradotadas, pero menos aún, en un momento en el que muchos/as profesionales se van de vacaciones, la movilidad social se incrementa, las condiciones meteorológicas se hacen más rigurosas y puede complicarse la expansión de este virus así como de otras enfermedades estacionales no COVID, que requieren atención en servicios sanitarios especializados.

Menos personal en los hospitales

Los datos recogidos por los delegados/as del sindicato, en los hospitales: Doce de Octubre, Hospital del Henares, Gregorio Marañón, Hospital Universitario de Móstoles, Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes, Hospital Clínico San Carlos, Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, Hospital Niño Jesús, Hospital de Getafe, Puerta de Hierro-Majadahonda, Hospital Santa Cristina, Hospital Universitario Severo Ochoa de Leganés, Hospital de Cruz Roja y Hospital Infanta Leonor de Vallecas indican que se ha reclutado a 297 profesionales.

Por categorías suman 23 facultativos especialistas (médicos), 137 DUES (Diplomados/as Enfermería), 79 TCAEs (Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería), 30 celadores/as, 17 TER (Técnicos de Rayos), 3 Auxiliares Administrativos, 2 TEL (Técnico Laboratorio), 2 Técnicos de Farmacia (TF), 1 Técnico de Prevención (TP), 2 Trabajador/a Social (TS) y 1 Fisioterapeuta. La mayoría de los facultativos son de la especialidad de Medicina Interna aunque también hay algunos/as de Servicio de Neumología. Los perfiles de médicos y de Enfermería son de hospitalización, unidades de críticos y cuidados intermedios. Además la Consejería ha comunicado, a última hora, el traslado del Laboratorio Regional de Salud Pública también al nuevo hospital.

Hospital de pandemias

Para la Federación de empleadas y empleados de los Servicios Públicos de UGT Madrid, este centro ha sido ideado y construido sin la consideración y evaluación de las infraestructuras y recursos que el sistema público sanitario tiene a su disposición en nuestra comunidad, “su posibilidad de crecimiento en número de camas y su optimización para un rendimiento eficiente de nuestras instituciones y centros”.

Foto Agustín Millán

El gran déficit de camas en los hospitales públicos de la Comunidad de Madrid, ha sido propiciado por el propio Gobierno de Ayuso, que cerraron 1.600 camas en centros públicos entre 2010 y 2018, después de la rebaja que supuso que los siete nuevos hospitales construidos bajo la fórmula PFI se construyeron con capacidad para albergar 2.220 camas de hospitalización y en la actualidad, sólo tienen instaladas 1.801(son 419 menos, casi la mitad de las que se prevén para el Hospital Enfermera Isabel Zendal)

La conveniencia de un nuevo hospital ubicado en la zona de Valdebebas, al norte de Madrid es más que discutible, porque hubiera sido mucho menos costoso y más rápido recuperar parte de las camas cerradas y espacios no utilizados en los hospitales públicos de la región (por ejemplo, la torre 3 del hospital del Norte, la tercera planta del de Vallecas, …) e incluso haber acondicionado el antiguo hospital de Puerta de Hierro, ahora vacío y en estado de abandono.

La construcción del nuevo centro adolece de los intereses económicos de los constructores en defecto del interés del beneficio comunitario de los madrileños. Por ello exigimos las explicaciones detalladas por parte de la Consejería de hacienda de la Comunidad de Madrid.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre