Pablo Casado y el Partido Popular vuelven a demostrar que su patriotismo y su lealtad al pueblo español es impostado, no existe más allá de sus propios intereses partidistas. Después de su andanada en Bruselas contra los fondos europeos, ahora están estudiando impugnar el decreto aprobado en el Congreso de los Diputados para el reparto de los 140.000 millones de euros del fondo de la Unión Europea para paliar las consecuencias económicas de la pandemia. Es decir, una operación egoísta que no tiene más finalidad que contentar a la parte más dura de su electorado a costa de impedir que las pequeñas empresas, los autónomos y la ciudadanía española disponga de un dinero fundamental para la recuperación económica y social de «la patria».

Según ha confirmado la portavoz en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra, en una entrevista en Radio Nacional de España, el PP está estudiando impugnar la convalidación en la Cámara Baja del decreto sobre el reparto de esos fondos europeos si el Gobierno no envía al Congreso el informe del Consejo de Estado con el que llevan dando la matraca toda la semana, algo a lo que el Ejecutivo no está obligado.

Después de haber gobernado con una mayoría absoluta aplastante, sin dar información de nada a los grupos parlamentarios y de imponer al pueblo decretos y leyes tan lesivas como la Reforma Laboral, los recortes sociales o la Ley Mordaza, ahora el PP vuelve a demostrar su «patriotismo» con la amenaza de impugnar el reparto de un dinero que es fundamental para toda la ciudadanía española.

Ahora Pablo Casado y su partido hablan de opacidad cuando esa especie de «dictadura parlamentaria» que impusieron en la primera legislatura de Mariano Rajoy provocó los mayores daños sociales de la historia de España, incluso superiores a los de la Guerra Civil, y de los que aún no se han recuperado millones de compatriotas.

Pero eso no importa al PP. Ellos se mueven por el interés electoralista y con la intención de hacer caer a este Gobierno por la vía que sea, incluso poniendo en peligro la recuperación económica de las familias, las pequeñas y medianas empresas y los autónomos.

Casado debería reflexionar y pensar que está llevando a su partido al populismo de extrema derecha.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre