El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que simplificará el mercado laboral en España a solo tres tipos de contratos de trabajo: Uno estable, otro temporal y un tercero para la formación, y todo ello para poder acceder al dinero de Bruselas.

La medida está incluido dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para tener un “mercado laboral dinámico, resiliente e inclusivo”, según explica el documento que ha presentado en el Congreso de los Diputados este miércoles para su aprobación.

Con ello el Ejecutivo espera reducir la temporalidad y la precariedad en el mercado español y “adaptarlo a la realidad del siglo XXI con una inversión hasta 2023 de 2.363 millones de euros”.

Esta simplificación de los contratos de trabajo prevé “promover la estabilidad en el empleo y asegurar que los contratos temporales respondan a la naturaleza del trabajo con un marco adecuado para la formación”.

Además, la propuesta estima la creación de un mecanismo permanente para la formación y recualificación de trabajadores en procesos de ajuste empresarial.

ERTE

Esta mejora constante de los perfiles de los trabajadores estaría orientada tanto a la perdida de trabajo coyuntural como en caso estructural.

Afectará a los trabajadores y trabajadores en caso de un ERTE, pero también ante procesos de reconversión sectorial que exijan la adaptación de los trabajadores o la transformación para otros sectores.

El plan del Ejecutivo de Sánchez se basa en la aplicación de las medidas durante la crisis de la COVID-19. El objetivo se centra en mantener un instrumento para que las empresas puedan ajustar sus plantillas alternando entre el desempleo y la alta temporalidad.

El Gobierno espera crear “un nuevo marco macroeconómico más estable» y aumentar el capital humano con esta modificación del mercado laboral”. 

Propone “la modernización de las políticas activas de empleo, así como la simplificación y racionalización de los incentivos a la contratación, de acuerdo con el análisis de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF)”.

Un empleo adaptado a la era digital

Se potenciará la digitalización en el ámbito productivo, lo que exige una modernización del marco laboral y de los mecanismos de concertación laboral y de negociación colectiva.

Teletrabajo 

El acuerdo alcanzado con el teletrabajo y la regulación de los riders «suponen dos primeros ejemplos de regulación que sitúan España a la vanguardia de la adaptación del marco normativo a las nuevas realidades digitales», según el documento.

El Plan se orienta de manera especial a compensar el previsible impacto negativo de la pandemia. En concreto, se centra en los colectivos de la mujer y de los jóvenes como los más afectados durante esta crisis económica. “Se prevén así numerosas inversiones y reformas”, afirma el texto del Gobierno, dirigidas a mejorar la capacitación digital, a fomentar el emprendimiento de mujeres, a promover la participación de la mujer en el mercado laboral.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre