martes, 7febrero, 2023
14.7 C
Seville

Dirigentes del PP consideran que al partido le iría mejor sin Díaz Ayuso

La presidenta de Madrid resta importancia a postularse como candidata a las elecciones de 2023 en la región

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

En el PP hay quien considera que el partido estaría mejor sin Isabel Díaz Ayuso. La guerra desatada por el poder en Madrid ha puesto de manifiesto el duro enfrentamiento entre casadistas y ayusistas, un mal negocio que está desangrando el proyecto político justo cuando a Pedro Sánchez le empieza a soplar el viento a la contra, y los populares remontaban en las encuestas. Los más nostálgicos del PP creen que el partido debe volver a la unidad de antaño, cuando ganaban elecciones nacionales y autonómicas casi sin despeinarse. Al partido conservador siempre le han funcionado mal las corrientes internas alternativas que han minado el pensamiento único, pilar fundamental del ideario del PP.

¿Cómo se podría conseguir ese retorno a los viejos tiempos, a las viejas glorias y a un Partido Popular omnipotente en todo el país? Muy sencillo, liquidando políticamente a Isabel Díaz Ayuso. Eso al menos piensan algunos que consideran que la figura de la lideresa madrileña está amortizada tras su arrolladora victoria en las pasadas elecciones. Ese núcleo duro fiel a Casado siente auténtica alergia ante la posibilidad de que Ayuso siga creciendo políticamente hasta convertirse en una seria aspirante a la Moncloa algún día. Para estos militantes, Ayuso estorba más que ayuda, y consideran que su victoria ha sido coyuntural y alimentada por la rabia y el cansancio de millones de madrileños tras la pandemia. Más allá de que haya sido una novata con suerte, no le ven recorrido como estadista y próxima presidenta del Gobierno. Aunque ha ganado su última cita con las urnas casi sin bajarse del autobús, los antiayusistas creen que aquella victoria aplastante en la capital de España pasa factura en otras comunidades autónomas donde la figura de Ayuso no tendría tanto gancho o tirón. Es decir, que las ganancias de Madrid se perderían por el sumidero de la periferia.

De esta manera, Núñez Feijóo está firmemente asentado en Galicia, Moreno Bonilla goza de buenas expectativas de voto de cara a las siguientes elecciones autonómicas, que están a la vuelta de la esquina (siempre con la muleta de Vox), y López Miras en Murcia no parece que vaya a tener problemas a corto plazo, ya que la izquierda murciana desde hace años está totalmente desarbolada.

Así las cosas, Ayuso sería muy importante para mantener el poder regional en Madrid, pero algunos barones autonómicos consideran que es un hándicap, un estorbo, un incordio que no hace sino restar al proyecto nacional del PP. Obviamente, esa tesis está siendo alimentada convenientemente desde Génova por Pablo Casado y Teodoro García Egea. Y la pregunta del millón es: ¿asistiremos a un PP sin Díaz Ayuso dentro de dos años, cuando el órdago haya sido ganado por los oficialistas de Casado y todo esté preparado para la gran batalla contra Pedro Sánchez?

Ayer, la presidenta de la Comunidad de Madrid restaba importancia a postularse como candidata en 2023, fecha de elecciones en la región. “Esa es una decisión que siempre compete al partido. A nadie le pertenece el cargo porque sí, cuando llegue el momento se verá”, ha señalado.

En una entrevista publicada en El Mundo y recogida por Europa Press, la presidenta madrileña se ha referido a las últimas tensiones con Génova, negando que sea un peligro para el líder popular. “Una amenaza para Casado no puedo ser porque soy parte de su equipo”, asegura, y añade que este tipo de enfrentamientos o roces siempre ha ocurrido ya que el PP de Madrid mantiene “un discurso nacional”.

“Tenemos muchas ganas de seguir unidos como hasta el momento. Y eso es así porque nos necesitamos, porque a mí nada me gustaría más que cuando Pablo Casado dé un paso al frente, tanto en el congreso nacional como después a La Moncloa, ser la primera que esté a la cabeza de ese impulso”, ha añadido.

Ayuso también respondió a las recientes declaraciones de Casado, que le afeó públicamente que los muertos registrados en un solo día en España eran motivo suficiente para justificar la cancelación de la cena navideña en el PP.

Para Ayuso, esto es una muestra de que el partido “está preocupado por el crecimiento de los contagios”. “Y no le falta razón”, agrega la presidenta madrileña, que también recalca que “la vida tiene que seguir”. En este sentido cree que caben las dos posturas frente a la pandemia. “Todos tenemos razón”, subraya. Y concluye asegurando que nunca ha necesitado “adhesiones inquebrantables” en cada paso que ha dado en su vida, tras ser preguntada por los únicos apoyos públicos que ha recibido, entre ellos, los de Cayetana Álvarez de Toledo y Esperanza Aguirre.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. «….justo cuando a Pedro Sánchez le empieza a soplar el viento a la contra…..» (sic)
    ¿Ahora que le están llegando millones a mansalva desde Europa y que todas las encuestas y sondeos le dan igual o por encima de fra-Casado?
    Pos vale, pos bien, pos bueno.
    En cuanto al PP, mejor le iría cambiando todo y pareciéndose un poco más a los partidos democristianos europeos y tirando todas las reminiscencias franquistas a la basura.
    Pero me parece que el franquismo lo lleva en su ADN.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído