Foto: Agustín Millán

La gran mayoría de los grandes medios de comunicación de España dio un tratamiento muy somero a la noticia de la declaración de Luis de Guindos en la Audiencia Nacional. Tal vez fuese porque lo indicado por el vicepresidente del Banco Central Europeo no era lo que esperaban en la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte o en los lujosos despachos de la Castellana. Quizá fuese porque De Guindos no les dio argumentos para continuar con su estrategia de crear cortinas de humo, que tanto están haciendo a los afectados, para evitar que la Justicia señale a los verdaderos responsables de la mayor operación diabólica financiera que se ha producido en España.

Por eso, en muchos de los grandes medios, sólo se publicaron notas de agencia y, en otros, pequeñas noticias en las que pudieron recoger lo poco que dijo De Guindos que se ajustara a sus estrategias de desviar la atención hacia hechos que nada tuvieron que ver con la caída del Banco Popular.

¿Dónde empieza y termina la libertad de prensa? Por lo visto, en el Banco Santander, sobre todo si se repasan las hemerotecas y se comprueba la atención que se dio al Caso Bankia y a Rodrigo Rato. Quien haga este ejercicio, entenderá lo que quiero decir, porque ahí sería el propio banco cántabro quien pujaría para que se diera el efecto contrario, es decir, maximizar la noticia.

Sin embargo, las decenas de declaraciones ante el juez Calama están demostrando que la investigación de Diario16 no iba encaminada a favorecer un interés concreto, sino a desvelar lo que de verdad ocurrió en el Caso Popular y a desenmascarar a los verdaderos responsables de la ruina de más de 1,2 millones de personas.

Y, según los últimos acontecimientos de la Audiencia Nacional, todo indica que la investigación se puede centrar en los hechos ocurridos desde el mes de febrero de 2017 hasta el 7 de junio del mismo año y, según el último auto del juez Calama, a comprobar las valoraciones del banco una vez que el Santander se quedó con el regalo de un banco solvente, con más de 11.000 millones de patrimonio neto y capacidad para generar beneficios recurrentes, por un euro.

La Justicia parece estar actuando con la aplicación más maximalista la razón sin miedo, y esto puede volverse en contra de los intereses de Santander y de sus aliados políticos y mediáticos. Cuando se trabaja desde la ética, la justicia es justa. Poner el foco en el Santander y en lo que sucedió desde febrero a junio de 2017 es lo justo porque ahí es donde se encuentra el quiz del Caso Popular, tanto en España como en Europa. Y de eso tendrá mucho que aclarar la señora Botín el próximo jueves.

Por esa razón, el juez Calama tiene pensado citar a los máximos responsables de la Junta Única de Resolución y del FROB, y ambos organismos tienen mucho que aclarar porque, al fin y al cabo, fueron los ejecutores de la resolución. ¿Por qué la JUR ha ocultado todos los informes priorizando los intereses comerciales del Santander al derecho a la tutela judicial efectiva y generando indefensión? ¿Los derechos fundamentales de la ciudadanía están por debajo de los de una entidad financiera? ¿Por qué el FROB permitió la venta cuando sabía perfectamente que se estaba haciendo fuera de plazo? ¿Por qué el FROB contrató a carísimos despachos de abogados para la resolución del Popular cuando aún no se habían producido las fugas de depósitos? Estas son algunas de las cuestiones que se deben desentrañar ahora que ya ha quedado demostrado definitivamente que la única causa de la resolución y de la ruina de 1,2 millones de personas estuvo en la crisis de liquidez generada en el segundo trimestre de 2017 y no en el estado de las cuentas o en la ampliación de capital de 2016.

Todo el mundo es consciente de que no hay que tener miedo para enfrentarse al Santander, algo que debería hacer recapacitar a muchos, pero la Justicia puede ser justa si se actúa con la razón sin miedo por delante.

Apúntate a nuestra newsletter

6 Comentarios

  1. Gracias Diario16 por trabajar día a día desde hace más de 3 años en el esclarecimiento de la verdad y en pro de que se haga justicia.

  2. Si yo siempre lo dije ,los principales ladrones del Banco Popular donde robaron la PROPIEDAD PRIVADA a más de 1200.000 españoles,fueron:. Rajoy como presidente consentidor del gobierno,Guindos,Jaime Ponce,Botina,Saracho,etc…todos estés malvados en otro pais ya deberían estar entre rejas y devolviendo lo robado.

    • No se olvide de una tal maría-soraya saenz de santamaría antón. actualmente con cuatro sueldos. llamada en algunos parajes.- la enana tibetana, la bolita de azufre, ….

  3. Bien. Que luzca la justicia, también en lo económico. Pero no olviden que las mismas «actuaciones» ha llevado a jóvenes y no tan jóvenes a perder su libertad. No olviden que con estas «actuaciones», creación de falsas pruebas, que luego lo afinan sus togados, se está extorsionando a toda una República Catalana.
    Robándole sus medios económicos y extorsionando a sus gentes. Con las mismas «reglas» que se usaron y usan con sus propiedades. Guillem Agulló, todavía están esperando justicia sus familiares.Le mataron un grupo fascista protegido por»….» Su autor declarado se presentó a unas elecciones cuatro años después… ¿Es justo? estoy hablando de vidas jóvenes sesgadas por una «justicia»? Que permitió el acoso de sus padres …? ¿Altsasua …recuerdan?

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre