Lo que más temían los Demócratas ha sucedido. Las elecciones se decidirán, a 48 horas de las elecciones de EEUU, por un puñado de votos. Los escaños -253- acercan poco a poco a Biden a la Presidencia, mientras Trump recibe el varapalo de la Justicia.

Las protestas – por parte de los republicanos que promueve Trump- preocupan a EEUU y a Europa.

Nevada, Pensilvania y Arizona, además de Georgia, serán decisivos. Mientras, Trump denuncia un fraude electoral como ya anunció en campaña si no era el claro vencedor de las elecciones.

“La democracia a veces es un poco engorrosa y requiere paciencia”, dijo anoche Biden en una breve declaración desde Wilmington (Delaware), pero eso –defendió– es lo que hace que el sistema democrático americano sea “la envidia del mundo” desde hace 240 años.“, decía ayer en twitter:

A estas horas, aunque no hay nada seguro, los demócratas dan por segura la victoria. Trump, mientras, insiste en que su rival quiere robar las elecciones a través del voto por correo. Las protestas republicanas ya son muy potentes en el sur, donde el actual presidente ha arrasado.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre