El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras su reunión con el secretario general de la OTAN, el danés Jens Stoltenberg, ha comparecido en rueda de prensa  y ha asegurado que “la preservación de la unidad aliada es de suma importancia para España” y ha destacado el trabajo de mediación de laOTAN en el Mediterráneo oriental para rebajar la tensión militar entre Grecia y Turquía.

Sánchez ha explicado que el complejo escenario estratégico cerca de nuestras fronteras “supone un gran desafío ya que  los riesgos de seguridad han dejado de ser una amenaza para los países individuales,  son una amenaza colectiva para todos nosotros”.

En este sentido Sánchez ha advertido que esto significa que “tenemos que comprometernos y encontrar el consenso a través de un multilateralismo reforzado y eficaz”.

Pedro Sánchez ha hecho un llamamiento a la cohesión y a la solidaridad,  y ha asegurado que España es un “socio responsable, un firme creyente en el multilateralismo como la mejor manera de proteger los intereses y valores que todos los miembros de la OTAN comparten”.

Asimismo el presidente ha hecho referencia al despliegue regular de tropas españolas a lo largo de los 30 años de pertenencia de España a la OTAN, que para Sánchez “constituye el mejor ejemplo de nuestro compromiso con la Alianza”.

Pedro Sánchez se ha mostrado agradecido con el Secretario General de la OTAN “por su labor en el complejo escenario del Mediterráneo Oriental” y ha asegurado que “se ha realizado un trabajo extraordinario para mantener abiertos los canales de comunicación entre los aliados, ha propuesto mecanismos para evitar una escalada y ha preservado los principios de unidad y solidaridad que he mencionado antes y que son fundamentales para la OTAN”.

En este sentido Sánchez ha asegurado que la labor de Jens Stoltenberg “ha complementado eficazmente los diferentes esfuerzos realizados por algunos de nosotros -especialmente por Alemania- para tratar de reabrir el diálogo entre dos países aliados, Grecia y Turquía”.

El anuncio, hecho público ayer, de que ambos países relanzarán las conversaciones exploratorias interrumpidas en 2016, para que puedan debatir juntos todos los asuntos relacionados con su frontera marítima y la plataforma continental, es para Sánchez “un paso importante en la buena dirección” y “una señal del esfuerzo y la generosidad de ambos países”.

Sánchez ha recordado que hace meses que defiende que “sólo a través de un diálogo honesto y directo entre las partes se puede encontrar una solución, primero una desescalada y luego una discusión abierta sobre las controversias”.

Para concluir, el presidente ha asegurado que España está decidida a cumplir con su compromiso y a “mantener conversaciones con todos los actores para que el Mediterráneo sea un mar de paz, cooperación e integración”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre