Una de las consecuencias de meter en un gobierno de izquierdas a elementos ultraliberales es que se pueden plantear en el Consejo de Ministros medidas contrarias a la coherencia ideológica o a los acuerdos firmados entre el PSOE y Unidas Podemos.

En este sentido, Nadia Calviño es un caso perdido por la radicalidad de su defensa de los postulados de la derecha económica más rancia. Sin embargo, aún faltaba la andanada de José Luis Escrivá, un hombre procedente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), es decir, de uno de los brazos armados del pensamiento neoliberal.

Ese ataque al estado del bienestar de Escrivá ha venido con un proyecto de recorte encubierto de las pensiones a través del aumento de los años de cotización de 25 a 35. Este planteamiento no es otra cosa que el rescate de los planteamientos realizados por el Gobierno de Mariano Rajoy, a través de la ministra Fátima Báñez, cuando intentaron destrozar el sistema de protección social a través de recortes o de reformas que iban en contra de los derechos de la ciudadanía. Por tanto, el proyecto de Escrivá va en contra del programa del PSOE, del de Unidas Podemos y del pacto de Gobierno firmado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias Turrión.

Sin embargo, el ministro ultraliberal no va a ceder en su proyecto y esto ha provocado la reacción de Unidas Podemos. El coportavoz en el Congreso de los Diputados, Rafael Mayoral, ha señalado, en una entrevista en RNE, que rescatar los planteamientos del PP en materia de pensiones va en contra del Pacto de Toledo que constituye una fricción de un ministro con el PSOE y con Unidas Podemos.

Por otro lado, Mayoral ha hecho referencia a cómo se están frenando medidas incluidas en el pacto de Gobierno como la derogación de los aspectos más lesivos de la reforma laboral o la revalorización del salario mínimo. Esto cae en el debe de Nadia Calviño y, por supuesto, de Pedro Sánchez por no cesar de inmediato tanto a la ministra de Asuntos Económicos como a Escrivá. Tal vez este sea el peaje que pagar para tener paz con el IBEX.

Mayoral ha sido muy claro en la entrevista al afirmar que Unidas Podemos no va a callarse «sino defender los intereses de la clase trabajadora […] Nosotros hemos peleado por parar los desahucios. Otros han peleado por los intereses de los propietarios. Cada uno tiene claro los intereses que deben defender, nosotros tenemos claro que vamos a defender a la clase trabajadora».  

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Quienes defienden que las pensiones deben mantener su poder adquisitivo o subir, tiene la obligación de explicar de dónde y cómo van a sacar el dinero para pagarlas.

    Pedir el blindaje de las pensiones o su subida sin explicar como lo pagarán, es engañar a la gente.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre