Los presos del procés que salgan elegidos como diputados o senadores podrán salir de prisión al menos para recoger sus actas de parlamentarios.

Por el momento, es la única concesión del Tribunal Supremo a los presos del procés, aunque no se descarta que haya otras iniciativas que les permitan salir de prisión. El círculo más cercano a Junqueras ya aseguró a Diario16 que no querían hacerse demasiadas ilusiones al respecto.

Hay que recordar que Oriol Junqueras será uno de los beneficiados de estos permisos, si tienen lugar, ya que es quien sustituye a Tardá por ERC en el Congreso.

 

Actas

El Tribunal Supremo (TS) permitirá que los presos del 1-O que sean elegidos el próximo 28-A puedan acudir al Congreso o al Senado, según los casos, a recoger sus correspondientes actas como parlamentarios. De momento, es el único punto indiscutido con respecto a las posibles repercusiones de las elecciones generales en el desarrollo de la vista que tiene lugar en el Alto Tribunal, cuya finalización difícilmente se producirá antes de junio.

Tanto en el Supremo como en la Junta Electoral Central (JEC) se coincide en estimar que las previsiones legales son muy claras en cuanto al ejercicio del derecho de participación política de los presos preventivos. Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez se presentan a los comicios, los dos primeros en las listas de ERC y los otros tres en las de JxCat. Todos ellos han solicitado al TS su puesta en libertad, para participar en la campaña. El TS dio el pasado viernes 24 horas a las partes del proceso para que expresen su postura ante esta solicitud.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl caos llegó para nublar el pensamiento
Artículo siguiente«Cataluña no se puede dirigir desde Waterloo”
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre