Ningún partido de la derecha se ha librado de sospechas en algunas de sus Primarias. Parece que PP, Ciudadanos y Vox tratan de tener todo atado y bien atado para que el ganador de unas elecciones internas de sus organizaciones políticas sea quien quiere la cúpula. Poca improvisación y evitar, en lo posible, el desgaste, es el objetivo de la derecha que no concibe una exposición pública como la de Pedro Sánchez, Susana Díaz y Patxi López en las Primarias de hace tres año de Ferraz.

 Eso ha llevado a “presuntas trampas” de la derecha en las Primarias que ellos mismos montan y de las que casi nadie duda, la militancia tampoco.

PP

El caso más grave y que aún está siendo investigado en los Tribunales fue el del PP de Castilla y León para que Alfonso Fernández Mañueco fuera el candidato a la Presidencia de la comunidad.

Dos alcaldes del PP, el de Salamanca y el de León, se enfrentaban en esas Primarias para presidir su partido en el ámbito de la comunidad.  Finalmente, tras llevar a los populares a la primera derrota electoral en más de tres décadas, Mañueco, entonces alcalde de Salamanca, -gracias a Ciudadanos- pudo presidir la región.

Para ello, Mañueco necesita de la ayuda del entonces coordinador del PP de Génova, Maíllo, y juntos organizaron una compleja trama para que el de Salamanca ganara las lecciones.

Como ya adelantó en exclusiva Diario16, Al organizar el congreso para las Primarias en Castilla y León para marzo de 2017 se descubre que se esperaba contar con 58.000 afiliados y que sólo hay 7.000, “porque todos los demás o han desaparecido o han muerto”, explican miembros populares.

Las listas de los afiliados están desde Génova sin tocar ni comprobar desde los 80, con muertos, dados de baja y quien nunca ha pagado la afiliación, cuota que se vuelve imprescindible para poder votar en las Primarias.

De los 7.000 afiliados reales y efectivos en Castilla y León, la inmensa mayoría no está a corriente de pago, por lo que no podrían votar en las Primarias. Según estas fuentes, “El partido nunca les pidió actualizar su situación, incluso cuando el afiliado cambiaba de banco nunca se gestionó para cobrar la cuota en esa nueva entidad financiera”. Según parece, sólo estaban al día de las cuotas los cargos electos.

Había además cuotas distintas en cada provincia. De hecho, en algunas había que abonar hasta 190 euros por militante para ponerse al día. De esta forma, Mañueco y Maíllo descubren que se necesitaba un presupuesto de unos 150 euros de media para pagar la cuota pendiente de cada afiliado moroso. Al menos 5.000 de los 7.000 que podían votar en esas Primarias no estaban al día.

Ciudadanos

Mas ejemplos de estas presuntas Primarias en la derecha fueron en 2019 las de Ciudadanos, también en Castilla y León,  para las elecciones en las que el partido se jugaba formar parte de un Gobierno de coalición. La fuerza de Silvia Clemente, quien abandonaba el PP desde el púlpito del poder en la presidencia de las Cortes, tuvo el respaldo de Albert Rivera. Los resultados telemáticos dieron a Clemente la candidatura de Cs como aspirante a presidir la comunidad, pero Francisco Igea y su equipo impugnaron el resultado y finalmente fue él el candidato de Cs en contra de los deseos de Rivera y Arrimadas.

Vox

La ultraderecha tampoco se libra de unas más que dudosas Primarias. De hecho, según informa ABC, dos audios confirman el interés de afiliar a gente solo para votar en las primarias de Vox en Murcia.

 El episodio implica directamente al presidente de la gestora, José Ángel Antelo, y la prueba ya está en manos de la Fiscalía de Murcia. Antelo envió un WhatsApp, al que ha tenido acceso ABC, en el que pide expresamente que se eliminen los audios para no dejar rastro. «Necesito diez personas de confianza para que se den durante un mes nada más de alta como afiliadas», es una de las frases que se escucha pronunciar a Isabel Moreno, colaboradora de Vox en Cartagena. «No tienes que ir a la sede, el impreso te lo relleno yo, pones tu número de cuenta y tu firma, pagas nueve euros», continúa, para reconocer finalmente que «cuando lleguen las elecciones votas a quien os digamos. Porque es para eso, para tener votos», informa el rotativo.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre