El Juzgado de Familia de León ha dado la razón a un padre que quería escolarizar a su hijo frente a la decisión de la madre quien no quería llevarle al colegio por temor a que se contagiase de Covid-19.

El Juzgado entiende, en sintonía con el Ministerio Fiscal que actúa en interés del menor, que “la facultad de decisión ha de atribuirse al padre, el derecho a la educación es del menor no del padre ni de la madre, y un niño a esa edad más que aprender va al colegio a socializarse y eso no puede hacerse con la madre y los abuelos maternos, los cuales atendiendo a las circunstancias expuestas no están exentos del riesgo de contagio de la enfermedad”.

El inicio del curso escolar ha creado mucha polémica y diferentes posturas en la opinión pública y publicada. Unos aseguran que el que los menores acudan a clase supone  un riesgo para la salud, tanto de los niños como de los adultos con los que conviven, otros van más allá y afirman que se niegan a llevar al colegio a los pequeños de la casa aunque las administraciones ya han advertido que aplicarán sanciones y,  otros que aseveran no entender cómo se permiten otro tipo de actividades, como ir a los parques, y no al colegio.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre