El magistrado titular del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid ha acordado estimar la demanda interpuesta por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) contra Volkswagen-Audi España por el denominado ‘caso Dieselgate. El juzgado ha sentenciado a la compañía automovilística a indemnizar con 3.000 euros a los afectados por la manipulación del software que camufló las condiciones de las emisiones contaminantes de los vehículos; la condena total por daños y perjuicios asciende a 16.332.000 euros.

Años de lucha

La OCU llevaba años pidiendo justicia para los afectados por el engaño de las emisiones de los motores de Volkswagen: “el camino ha sido largo, pero por fin hemos conseguido que se haga esa justicia y que miles de afectados, que confiaron en OCU, puedan ser compensados”, han señalado en una nota. 

La OCU pedía que se reconociera el engaño de grupo Volkswagen al manipular sus motores diésel, falseando las emisiones y las verdaderas emisiones. Solicitan para los afectados indemnizaciones por los daños y perjuicios causados por este engaño: en concreto 3.000 euros por afectado.

Grupo Volkswagen recurrió a todo tipo de estrategias para dilatar el proceso. Después de un intento fallido de conciliación, en octubre de 2019 tuvo lugar la Audiencia previa del caso y finalmente la vista oral de la demanda de OCU contra VW se celebró el pasado 17 de febrero de 2020. El caso quedó visto para sentencia, y les han dado la razón.

Una sentencia muy favorable

La Sentencia dictada por el Juzgado de lo Mercantil núm. 1 de Madrid estima íntegramente todas las peticiones de OCU:

  • Declara probado que la actuación de Volkswagen fue una práctica comercial desleal.
  • El Juez ordena al demandado, Grupo VW, que cese en esta conducta, y le prohíbe su repetición en el futuro.
  • Obliga a la reparación de todos los vehículos afectados, mediante la modificación, de manera gratuita, del software instalado o mediante el cambio de hardware si fuera preciso.
  • Reconoce a los afectados representados por OCU el derecho a una indemnización por los daños y perjuicios: 3.000 euros por afectado.

Además, se han impuesto las costas a Volkswagen, que reiteradamente se ha negado a buscar una solución para los consumidores afectados, a diferencia de lo que había sucedido en otros países, como Alemania.

Esta resolución aún no es firme y contra ella puede formularse el correspondiente recurso de apelación ante la Sección 28 de la Audiencia Provincial de Madrid, la Sala especializada en asuntos de naturaleza jurídica mercantil.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre