Pablo Casado no dimite y seguirá al frente del PP, a pesar de la humillante derrota en las elecciones en Cataluña del pasado domingo. El presidente del PP ha anunciado que el Partido Popular abandona su sede histórica en la calle Génova, además, aprobará un nuevo mecanismo de transparencia para el partido para evitar nuevos casos de corrupción.

El líder de los populares con cara muy seria y en algunos momentos muy cerca de las lágrimas, ha comenzado afirmando que “no hay nada que celebrar para los que queremos una España y una Cataluña unida«, eso sí, culpando a “Ferraz y al PSC de hundir la participación en las elecciones del 14F”.

El líder de la oposición ha optado por una decisión de profundo simbolismo porque el edificio de siete plantas en el centro de la capital y su remodelación pagada con dinero negro se había convertido en el ejemplo de los peores años del PP. “No podemos seguir”, ha señalado ante la plana mayor del partido, reunida  en la sede de la calle Génova.

Casado ha anunciado que el PP convocará “una convención nacional este otoño para reforzar su espacio electoral, incluyendo a la sociedad civil”. Para su presidente, es “el partido del corazón y la cabeza, no de las vísceras. Es la formación, de las familias y de los jóvenes, pero también de los mayores”.

El líder popular ha reivindicado “su europeísmo y a la mayoría que habla con moderación. Y ha ofrecido “un cambio tranquilo frente a Pedro Sánchez”. “Queremos que nadie se vaya y ampliar la base electoral del PP a más gente”, añadió con rostro muy grave.

Reconoció que los resultados en “Cataluña fueron malos”, pero apoyó a su candidato Alejandro Fernández y su estrategia electoral. “Respaldamos la apuesta”.

Ha justificado la debacle electoral en Cataluña “al no tener grupo parlamentario, y por eso no teníamos garantizada la cobertura mediática”, añadió un Pablo Casado que reconoció también el esfuerzo de la dirección de Génova, personificada en Teodoro García Egea, que ha vuelto a estar en el disparadero.

“Lo que no sabíamos era el despliegue de nuestros adversarios y nunca antes se había visto la implicación de la Fiscalía o el CIS”, culpando a Bárcenas del declive, acusando a las encuestas o las horas de televisión de dar demasiada importancia a este caso mientras “había un silencio atronador sobre asuntos similares que implican al PSOE. No es una táctica nueva”.

Manual de resistencia

Pablo Casado señaló que el PP “también tiene su propio manual de resistencia” y avisó “de que a nivel nacional están casi empate técnico con los socialistas. Perder ahora otro escaño no va a modificar nuestra estrategia”, comentó, antes de manifestar que en las generales “los populares duplican a Vox y Cs, con el PSOE superado por el BNG o por Bildu. No escuché entonces a nadie pedir a Sánchez responsabilidades”

De cara al futuro, Pablo Casado ha “encargado un plan estratégico de recuperación de nuestro espacio electoral en Cataluña”

“Sufrimos la peor caída de escaños en abril de 2019 y nos recuperamos en noviembre”, recordó, antes de reconocer “que cuando asumió la presidencia el PP era tercera fuerza!.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre