Vice President Kamala Harris delivers remarks at the 40th Annual Black History Month Virtual Celebration, hosted by Congressman Steny Hoyer of Maryland, Saturday, Feb. 27, 2021, in the South Court Auditorium of the Eisenhower Executive Office Building at the White House. (Official White House Photo by Lawrence Jackson)

El presidente y la vicepresidenta de los Estados Unidos están en serio peligro de ser asesinados. Tanto Joe Biden como Kamala Harris se han convertido en el objetivo prioritario de los partidarios de Donald Trump y la amenaza no es baladí, sino que es un hecho.

La Policía de Washington ha detenido a un hombre que llevaba un fusil de asalto AR 15, 113 balas y 5 cargadores de 30 cartuchos. La munición no estaba registrada. La detención se produjo a las 00.10 horas del jueves en los alrededores de la residencia de Kamala Harris, el Observatorio Naval, y ha sido posible gracias a una alerta de seguridad remitida desde Texas, lugar de origen de la persona detenida que ha sido identificada como Paul Murray, un ciudadano residente en la ciudad de San Antonio.

El pasado mes de febrero, Yogananda Pittman, jefa de la Policía del Capitolio, advirtió de que varios de los grupos de extrema derecha que ocuparon el edificio donde reside el poder legislativo pretendían hacer volar el Capitolio cuando el presidente Joe Biden se encontrara dentro para, de este modo, poder matar al mayor número de congresistas, senadores y miembros del Gabinete que pudiesen.

2 Comentarios

  1. A mí me parece más bien que detrás de este tinglado está el MOSSAD, en colaboración con el KGB. Y lo digo con la misma seriedad que el Sr Gómez.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre