El aumento de las pruebas supone un mayor esfuerzo por parte de las Comunidades Autónomas para comunicar los datos. Foto: Flickr.

La Comisión de Salud Pública aprueba incluir los test antigénicos como herramienta rápida de diagnóstico y cribado de la Covid-19, así como acortar el periodo de cuarentena de los contactos estrechos de las personas positivas a 10 días. Esta actualización de la estrategia permitirá diagnosticar, además de con las PCR, con un tipo de test más rápidos. La intención es priorizar las pruebas a las personas con síntomas, así como el estudio de brotes en ámbitos estratégicos y en determinados entornos como centros sanitarios, sociosanitarios y educativos.

El periodo de cuarentena

Respecto al periodo de cuarentena: en los casos leves se mantiene el periodo de aislamiento de 10 días desde el inicio de los síntomas; en el caso de los asintomáticos, el aislamiento de 10 días se realizará desde que se realice la prueba diagnóstica; en el caso del personal sanitario, se seguirán las mismas pautas que la población general y en cuanto al aislamiento de los contactos estrechos, se les indica vigilancia y cuarentena durante los 10 días posteriores al último contacto con un caso confirmado.

Objetivo: la rapidez

El objetivo principal de esta estrategia es facilitar y agilizar los diagnósticos para, de este modo, activar lo más rápido posible las medidas de control necesarias para hacer disminuir la transmisión del virus. Ya que la llegada de las gripe y de otras infecciones respiratorias, así como el control en los centros educativos, supondrá, previsiblemente, un sobreesfuerzo en el diagnóstico del virus de la Covid-19 y en la notificación de los resultados a las autoridades sanitarias.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre