La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) respecto al IRPH es tan clara que muchos juzgados y audiencias provinciales han decidido no esperar a que el Supremo decida sobre la cuestión, tal vez pensando en conciencia que se puedan encontrar con un criterio contrario a la verdad y a la defensa de los intereses de la ciudadanía frente a los desmanes de la banca.

En concreto, ha sido la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Málaga la que ha confirmado la nulidad del IRPH que fue declarada por el Juzgado de Primera Instancia de Marbella y ha decidido que el índice abusivo debe ser sustituido por Euribor. «Confirmamos la declaración de nulidad del índice referencial IRPH y acordamos que será sustituido, en defecto de acuerdo entre las partes, por el euríbor más el diferencial conforme se ha recogido en los fundamentos de derecho», indica la sentencia que, además, condena a la entidad bancaria a devolver todo lo cobrado de más, además de los intereses derivados.  

La sentencia es un duro golpe al criterio del Tribunal Supremo puesto que el razonamiento de la Audiencia Provincial se centra en uno de los puntos en los que, por ejemplo, la Audiencia de Sevilla o la de Barcelona pasaron muy por alto o no tuvieron en cuenta: el control de transparencia. Según esta nueva decisión, la entidad bancaria no informó a los clientes, es más «de la propia documental aportada con la contestación a la demanda no resulta que se proporcionara información alguna con relación al funcionamiento de este índice», señala la sentencia.

Tras el aplazamiento de la vista del Supremo que estaba prevista para el pasado miércoles y sin que haya sido fijada aún una nueva fecha, muchos tribunales están adelantando sus decisiones a lo que indique el Alto Tribunal porque, aunque las pruebas de que la banca no aplicó el control de transparencia exigido por la sentencia del TJUE son abrumadoras, hay magistrados que temen que el Supremo se mantenga en una interpretación más cercana a lo que ya indicó en 2017 que en lo indicado por la decisión de Europa. No sería la primera vez que para defender a la banca se ponen trabas a lo señalado por los tribunales europeos a pesar de que, hay que recordarlo, sus doctrinas son prevalentes respecto a las españolas.

2 Comentarios

  1. IRPH = ESTAFA LEGALIZADA

    Este fallo es uno de los DOS que se podrían dar y además aún es benévolo con la banca, otro podría ser el de declarar nulo el préstamo y devolverlo sin intereses., esta segunda sería la ideal para castigarlos de forma contundente y se lo piensen la próxima vez que quieran exprimir a sus clientes, ya son demasiadas las estafas habidas con el beneplácito de todos los poderes del estado.

    Cualquiera que falle en contra del dictado de la justicia Europea sólo puede hacerlo PREVARICANDO, nada extraño que lo hagan ya que les resulta muy fácil hacerlo en esta España de los mucho españoles son, están acostumbrados a que en su chiringuito (España) mandan ellos.

    No me cansaré de sugerir que se pidan responsabilidades criminales a los responsables de esta estafa, porque conviene no olvidar que han habido suicidios a costa de esta maléfica referencia llamada IRPH.

  2. Lo mas probable es que la entidad bancaria recurra la sentencia y gane en segunda estancia como siempre hacen y al final del recorrido ganan. La avaricia no tiene límites, para los bancos solo eres un número en su cartera de clientes que debe pagar mes tras mes sin decir ni pio ( claro quien le habrá mandado pedir un crédito para su propia vivienda no?). Pero lo que me parece surrealista es el ir y venir de las sentencias de europa al supremo y vuelta a comenzar que poca prisa se dan para solucionar este tema tan importante en cambio para ciertas resoluciones a la semana ya la tienen, van rápidos rápidos para hacer piña contra el independentismo por poner un ejemplo. Lo único que cabe esperar es como dice el anterior comentario y añadiría no dejarles que prescriba en ningún momento ya que eso haria ahorrarse un sin fin de casos abiertos.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre