«Con la banca hemos topado, amigo Sancho». Esta sería la frase que habría incluido Miguel de Cervantes en el Quijote si lo hubiera escrito en la España del siglo XXI. El Tribunal Supremo decidía hoy sobre el IRPH en base a lo indicado por la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) y la decisión que ha adoptado es la que se esperaban los afectados: favorable a los intereses de la banca.

Según ha comunicado la Sala de lo Civil del Supremo, «siguiendo la jurisprudencia del TJUE, ha apreciado falta de transparencia por no haberse informado de la evolución del índice de los dos años anteriores. No obstante, y siguiendo también la jurisprudencia del TJUE, ha procedido a hacer el análisis de abusividad concluyendo, en los casos enjuiciados, que no había abusividad».

Nuevamente, tal y como ocurrió en 2017, la decisión ha contado con un voto particular, en este caso del magistrado Francisco Javier Arroyo Fiestas.

Este es un nuevo golpe para los afectados y un espaldarazo inesperado para la banca. Una afectada, en declaraciones a Diario16, lo ha resumido en muy pocas palabras: «Yo entiendo que si hay falta de transparencia hay abusividad. ¡Qué fuerte! Nos han vuelto a joder».

Aquí está el quid de la cuestión. La relación entre la falta de transparencia y la abusividad porque, según el criterio del Supremo comunicado hoy, la banca sale impune y sigue manteniendo lo que el Supremo afirmó en 2017 que Europa tumbó. Además, al no ser una cláusula abusiva, tal y como ha determinado el Alto Tribunal, no hay vía para su anulación ni su sustitución.

Patricia Suárez, presidenta de ASUFIN, ha declarado que «los clientes de estos cuatro asuntos que sean deliberado hoy tendrán que seguir con una hipoteca referenciada a un índice que es claramente abusivo, salvo para el Tribunal Supremo. Esto no zanja la polémica. Miles de asuntos se están dirimiendo en los tribunales. Nosotros tenemos en marcha varias demandas colectivas y sabemos también que Europa volverá a pronunciarse gracias a una cuestión prejudicial que planteó el Tribunal de Reus y seguramente el juzgado de Primera Instancia 38 de Barcelona volverá a hacerlo. Por tanto, jarro de agua fría, pero no contundente porque seguiremos luchando por la declaración de este índice como abusivo».

La asociación Stop IRPH Gipuzkoa ha afirmado, por su parte, lo siguiente: «constatamos que el Supremo ha perpetrado hoy su segundo intento de salvar a la banca en materia de IRPH. Igual que en la primera ocasión, hay un voto particular. En la sentencia de 2017 el voto particular era del magistrado Francisco Javier Orduña, y al mismo se adhirió el magistrado Francisco Javier Arroyo Fiestas. Hoy Orduña ya está jubilado, así que Arroyo Fiestas se ha quedado solo. Así que las dudas sobre la legalidad de la sentencia están servidas, y previsiblemente las tendrá que aclarar el TJUE. ¿Qué ocurrirá? Lo que sucede en estos casos: el TJUE dará la razón a Orduña y a Arroyo Fiestas, y volverá a dejar en ridículo al Supremo. Una vez más».

Facua, a través de un comunicado, ha calificado la decisión del Supremo de «bochornosa» y ha afirmado que «el Supremo se pliega una vez más a los intereses de la banca con una interpretación forzada de la legislación».

En espera de que se comunique la sentencia y se pueda analizar su contenido, algo que el Supremo ha comunicado que hará en los próximos días, la realidad es que la banca vuelve a salir impune de sus abusos y quien paga sigue siendo el de siempre: el pueblo.

Apúntate a nuestra newsletter

5 Comentarios

  1. No han defraudado.
    ¿Tenemos claro ya que en este estercolero no hay justicia y empezamos a actuar en consecuencia? ¿o hay que esperar a que nos sodomicen violentamente en nuestras propias casas para despertar definitivamente?

  2. Jose antonio Gomez y diario 16 muchas gracias por todo lo que esta haciendo y le pido por fabor que no nos abandone a los estafdos por los bancos a los que nos colaron este irph. NO NOS ABANDONE, se lo suplico, siga ahi dandonos visibilidad porque los otros periodicos no nos hicieron caso cuando nadie savia lo que era el irph. Solo estuvo ud. los otros periodocos solo empezaron a ablar del irph cuando europa hizo el informe del parlamento y empezaron a temblar.

  3. El tribunal supremo sigue prevaricando, hoy a suavizado las directrices de Europa, por suerte ha habido un voto particular en contra, se volverá a repreguntar a Europa y solo es cuestión de tiempo para que el TJUE le vuelva a pintar a cara a la justicia española y le de un nuevo jalon de orejas al tribunal supremo, aunque debería enjuiciarlos y llevarlos al paredón que es lo mínimo que se merecen y a la banca castigarle por el fraude a gran escala que cometen y siguen cometiendo.

  4. Pero vamos a ver, si el artículo 83 de la vigente Ley de Consumidores y Usuarios, relativo a la «nulidad de las cláusulas abusivas» dice que «Las condiciones incorporadas de modo no transparente en los contratos en perjuicio de los consumidores serán nulas de pleno derecho», como puede decir el Tribunal Supremo lo contrario. Es increíble. La Ley es clara: la falta de transparencia determina de forma AUTOMÁTICA la nulidad por abusividad.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre