Salvador Illa, como estaba anunciado por Moncloa, comparece tras la rueda de prensa del que es su último Consejo de Ministros. Probablemente, sin quererlo, se convierte en el protagonista del encuentro con los medios donde también intervienen la ministra portavoz, María Jesús Montero, y el de Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. Asegura que deja en Madrid muchos amigos, dentro y fuera del Gobierno, califica a Madrid como una ciudad fantástica, y reconoce que «me voy con mucha pena».

A pocas horas de que el presidente Pedro Sánchez anuncie al Rey los cambios en el Ejecutivo tras su primera crisis de Gobierno de la legislatura, Illa ha escuchado las palabras de despedida y de elogio de la ministra portavoz a su etapa como ministro. Según explica, «hoy es el último día del ministro de Sanidad en su cargo y quiero agradecer su inestimable contribución al bienestar de todos los ciudadanos en uno de los años más sacrificados en la historia de España».

Agradece Montero también el «talante» de Illa y que haya aportado «serenidad» y entendimiento entre administraciones.

Si una crítica

Por su parte, el ministro saliente ha querido dar las gracias a todos los miembros de la comisión de Sanidad del Congreso, a todos los consejeros de las comunidades autónomas y ha reconoce que «he aprendido mucho de los adversarios«.

Illa se va sin una crítica a sus adversarios y con un profundo agradecimiento a todo el personal sanitario, desde el médico, al celador y el personal de limpieza, poniendo en valor «la vocación en una terrible pandemia que les ha puesto a prueba».

No se ha olvidado Illa de los ciudadanos, a los que da las gracias por su «cumplimiento ejemplar de la inmensa mayoría de la ciudadanía».

Reconoce que uno de los momentos más complicados que le ha tocado vivir fue cuando tuvo que pedir a Pedro Sánchez la restricción de los acompañantes a enfermos y fallecidos por covid.

Salvador Illa ha explicado que quería compartir en esta última intervención como ministro de Sanidad la situación de la pandemia en España. Así, en el Consejo de Ministros se ha decidido, aunque la cepa británica es por debajo del 5% en España, prolongar por tercera vez la restricción de movilidad con el Reino Unido. Solo pueden llegar españoles o andorranos.

Ha facilitado Illa los 195 casos de la variante británica confirmados.

La incidencia acumulada del coronavirus «es muy alta», reconoce Illa por última vez, aunque hay una «tendencia de descenso» del número de casos.

Vuelve a mostrarse optimista con el ritmo de las vacunas. A su criterio, «Se han administrado más del 90% de las dosis de vacunas recibidas, asegura. «El ritmo es correcto», añade.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre