Foto Agustín Millán

El Rey en su intervención en el Congreso por el acto del 40 aniversario del 23F ha defendido el papel que jugó su padre, el Rey Emérito, en el golpe de estado de Tejero.

Un Emérito ausente que se encuentra fuera de España tras conocerse las presuntas irregularidades financieras del que fue jefe de la Casa Real durante cerca de cuatro décadas.

A pesar de ser muy cuestionado por la izquierda el papel de Juan Carlos I en el golpe de estado, con dudas sobre si apoyó en un inicio el 23F, lo cierto es que su hijo el Rey ha querido dejar claro su apoyo a la Democracia y la Constitución en aquellos momentos.

Según sus propias palabras, «al recordar aquellos momentos quiero, con gran admiración y gratitud, significar en la persona del Presidente del Gobierno Adolfo Suárez González, a una larga lista de hombres y mujeres, civiles y militares, que todos tenemos en mente, que ofrecieron esa noche, también junto a los medios de comunicación, un ejemplo de coraje y de lealtad a las instituciones del Estado y a nuestra Constitución».

Felipe VI añade, además, que «ante aquella inaceptable fractura del legítimo y legal orden democrático, el Rey Juan Carlos I asumió como Jefe del Estado su responsabilidad y su compromiso con la Constitución para que se tomaran –y cito textualmente– “todas las medidas necesarias para mantener el orden constitucional dentro de la legalidad vigente”. Así lo comunicó a todos los españoles en un mensaje televisado que ya forma parte de nuestra memoria colectiva. Su firmeza y autoridad fueron determinantes para la defensa y el triunfo de la democracia».

Así, Felipe VI ha recordado que «Millones de españoles, incluso de mi generación, tienen –tenemos– aquella noche grabada en la memoria; y sobre todo el recuerdo de cómo, desde la angustia y la preocupación sobre lo que podía suceder, sintieron la tranquilidad de ver cómo la libertad y el orden constitucional prevalecían; de comprobar cómo se confirmaba y aseguraba el nuevo periodo de nuestra historia que años antes habían decidido abrir libremente los españoles».

Y también ha recordado que «Hace hoy 40 años España vivió un ataque de extraordinaria gravedad contra su sistema democrático de derechos y libertades, aprobado por la Constitución de 1978. El Congreso de los Diputados permaneció temporalmente cautivo por la actuación de fuerzas contrarias al camino de libertad y progreso emprendido por los españoles con una gran ilusión y esperanza en el futuro».

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre