martes, 28septiembre, 2021
26 C
Seville

Evitar la reforma de la Constitución es la mejor defensa de los privilegios de las élites

La Constitución de 1978 sirvió para cimentar el sistema democrático pero que se ha quedado obsoleto y ha dejado desamparados a los y las ciudadanas de este país frente a los abusos de los diferentes poderes de la democracia, públicos y privados

José Antonio Gómez
Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

00:04:41

Presunta prevaricación y malversación de fondos públicos en la AEPD

El primero de junio de 2021, hace ya algunos meses, se adaptó el reglamento interno de la Agencia de Protección de Datos (APD) al...

El Repaso del 28 de septiembre: novedades sobre detención Puigdemont, Volcán, objeción de conciencia en abortos

Cada mañana analizamos las noticias de actualidad tanto en el plano estatal como internacional. Hoy en El Repaso hemos abordado cómo se gestiona la...

Ridículo del xenófobo Boris Johnson: ahora pide a gritos camioneros de otros países

El caos se apodera de Reino Unido, donde las gasolineras han colgado el cartel de “surtidor vacío” ante la falta de camioneros con visado....

El mensaje de Araceli a los fanáticos del botellón: «Respetad la pandemia»

Araceli Hidalgo, la primera mujer vacunada contra el coronavirus en España, ha recibido la tercera dosis, un trance clínico que ha aprovechado para enviar...
- Publicidad-

Tal y como publicamos en Diario16, representantes del Gobierno español han admitido que la oposición de la extrema derecha y sus socios del PP impide que se pueda afrontar la necesaria reforma de la Carta Magna. No reformar la Constitución es la mejor salvaguarda que los partidos conservadores, liberales y los ultras pueden hacer de los privilegios de las élites financieras, empresariales, económicas y de las grandes fortunas.

La Constitución de 1978, de las élites para las élites

El 6 de diciembre de 1978 el pueblo español fue llamado a refrendar el texto constitucional surgido de las negociaciones entre los grupos políticos con representación parlamentaria. Fue un texto que recogió, en buena medida, el espíritu de las constituciones democráticas de los países de nuestro entorno. Era la Carta Magna que necesitaba la España de la Transición para asentar las bases sobre las que construir una democracia plena a lo largo de los años siguientes, es decir, un buen punto de partida que hubiera necesitado de constantes reformas para adaptarse a las necesidades de la ciudadanía.

Sin embargo, los años han ido pasando, la alternancia en el gobierno se convirtió en un hecho, el modelo político de libertades y derechos se asentó y la Constitución se presentó como un texto definitivo que no requería ningún tipo de reforma por más que los tiempos cambiaran, por más que la mentalidad de los españoles fuese absolutamente diferente de la de 1.978.

La reforma política de la Transición fue impuesta a los españoles por los poderes políticos, económicos y financieros, además de la «colaboración constante» de los servicios secretos extranjeros, dejando al pueblo un papel residual en la confección del régimen democrático. Tal vez fuese el único modo de realizarlo, pero intentar que lo emanado del consenso político permaneciese inmóvil fue un grave error.

La difícil reforma constitucional

La mejor demostración de esto es el número de diputados necesarios para poder reformar la Constitución: tres quintas partes, es decir, 210. En el bipartidismo era complicado porque las mayorías, aunque absolutas, no alcanzaban la cifra de 234 diputados. En referencia a esto es significativo que sólo se han realizado dos reformas de la Constitución en estos 40 años y han sido, precisamente, impuestas por organismos externos: OTAN y Unión Europea, modificaciones que, además, han hecho perder soberanía a los poderes elegidos democráticamente por el pueblo.

¿Garantizar los derechos de las élites o del pueblo?

La función principal de una Constitución democrática es, teóricamente, garantizar los derechos y las libertades del pueblo frente a los abusos del poder, sea cual sea y venga de donde venga.

Durante los años inmediatamente posteriores a la Transición la Carta Magna tuvo una función muy importante de asentamiento del sistema democrático. Sin embargo, a partir de la década de los 90, con varias crisis económicas y un incremento de la inestabilidad política (por más que los defensores de la Transición afirmen lo contrario), se vio que la Constitución iba perdiendo su vigencia en relación con esa labor fundamental en cualquier Estado democrático.

El inmovilismo no genera solidez. Más bien al contrario, provoca rigidez, frustración, debilidad y desigualdad. Esto es algo que no entienden quienes defienden que «la Constitución no se toca», a pesar de las claras evidencias de que la Carta Magna se ha convertido en un texto vacío de contenido precisamente por la falta de reformas.

Evidentemente, continúa siendo la garantía de los derechos y las libertades democráticas. Sin embargo, las consecuencias de las crisis económicas, las diferentes revoluciones que está viviendo la sociedad, como la tecnológica o la de la igualdad real, por citar algunas, están dejando claro que España necesita una reforma integral de la Constitución.

En primer lugar, para adaptar la defensa de los derechos y libertades de la ciudadanía a los tiempos actuales, y, en segundo término, para fortalecer a la democracia frente al crecimiento de la ultraderecha fascista que, precisamente, lo que defiende es el inmovilismo.

Ineficacia constitucional

La ineficacia constitucional se ha visto en cómo desde los poderes económicos, empresariales y financieros y desde el poder legislativo se han conculcado derechos recogidos en la Carta Magna sin ningún problema.

El derecho al trabajo ha sido prácticamente derogado con la Reforma Laboral de Rajoy; los derechos a la libertad de expresión, de reunión y manifestación con la ley Mordaza; el derecho a la vivienda, con las leyes hipotecarias y la permisividad de los desahucios indiscriminados de la banca; el derecho a la sanidad y la educación con los recortes impuestos por las políticas austericidas impuestas por la Unión Europea. Por no hablar de la imposibilidad de decisión sobre el modelo de Estado que se blindó a través de manipulaciones durante la Transición.

El pueblo indefenso

Por tanto, la Constitución necesita reformas muy serias orientadas a blindar los derechos fundamentales de los ciudadanos, los derechos que se trasladan directamente a sus vidas, a la realidad del día a día porque, de otro modo, la Carta Magna está de espaldas a los ciudadanos y ciudadanas de este país.

Una Constitución no puede dejar indefenso al pueblo ante los abusos de poder y esto es la consecuencia de la falta de reformas en estos 40 años. Por esta razón, se demuestra que todo está por hacer y que los únicos beneficiados de este inmovilismo son, precisamente, las élites que crearon el actual régimen.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Andalucía utilizará al personal de enfermería como tapón para filtrar pacientes a los médicos de atención primaria

Los planes del Gobierno de Juan Manuel Moreno Bonilla para la atención primaria en Andalucía comienzan a desbrozarse poco a poco y, de entrada,...

Cuando ruge el volcán

Cuando éramos pequeños, a muchos de nosotros nos apasionaba la geología, eso de averiguar las capas que tenía la tierra y, sobre todo, los...

México celebra 200 años de independencia respecto a España

Está siendo sonada la ausencia de representantes españoles en los actos de conmemoración de la independencia mexicana. Es comprensible que no pintemos nada allí,...

Marta Vicente Antolín gana el III Premio Nacional de Poesía Viva #LdeLírica

Era sábado y era todo emoción y nervios. Era –exactamente– el último sábado del mes de septiembre de 2021 y por fin, después de...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Andalucía utilizará al personal de enfermería como tapón para filtrar pacientes a los médicos de atención primaria

Los planes del Gobierno de Juan Manuel Moreno Bonilla para la atención primaria en Andalucía comienzan a desbrozarse poco a poco y, de entrada,...

Cuando ruge el volcán

Cuando éramos pequeños, a muchos de nosotros nos apasionaba la geología, eso de averiguar las capas que tenía la tierra y, sobre todo, los...

México celebra 200 años de independencia respecto a España

Está siendo sonada la ausencia de representantes españoles en los actos de conmemoración de la independencia mexicana. Es comprensible que no pintemos nada allí,...

Marta Vicente Antolín gana el III Premio Nacional de Poesía Viva #LdeLírica

Era sábado y era todo emoción y nervios. Era –exactamente– el último sábado del mes de septiembre de 2021 y por fin, después de...