El Tribunal de Justicia de Cataluña ha confirmado la suspensión cautelar del proceso electoral del Colegio de Veterinarios de Barcelona. La resolución, según fuentes consultadas por este diario, «es contundente», pues en ella «se afea la exclusión de la única candidatura opositora, recordando que la crítica política es fundamental».

A cuatro días de las elecciones, una de las candidaturas fue eliminada del proceso

En Diario16 hemos seguido de cerca lo acontecido en el Colegio de Veterinarios de Barcelona, un asunto por el que hemos recibido presiones, algo que estimula más si cabe nuestro trabajo informativo.

El pasado mes de noviembre de 2019 informábamos sobre la tensa situación interna del Colegio de Veterinarios de Barcelona. El Colegio anunció que había dos candidaturas registradas para presentarse en las elecciones convocadas para el 23 de noviembre. En este documento se anuncia la convocatoria oficial. Ya en el momento de su anuncio, se señalaba que la situación del Colegio era de una «gran inestabilidad«.

Había dos candidatos a presidir el Colegio: Joan Mesià y Ricard Parès.

Durante la campaña electoral, una de las candidaturas, la encabezada por Joan Mesià, explicaba su punto de vista al respecto del escándalo que se había producido por la actuación de algunos miembros de la anterior Junta Directiva. Y además, apuntaba a la «responsabilidad política» de los demás miembros de la Junta, aunque no fueran directamente los acusados del presunto desfalco de medio millón de euros. Hablaban de una responsabilidad «in vigilando» de los demás integrantes de la Junta Directiva.

Esta información, remitida a través de un comunicado, fue puesta en manos de la Junta Electoral por parte de la otra candidatura, la encabezada precisamente por Ricard Parès, quien fuera vocal con Gómez Muro, posteriormente vicepresidente y quien asumiera la presidencia de manera temporal después de la renuncia repentina de Marta Legido.

La Junta Electoral decidió vetar a los reformistas, la candidatura de Mesià.

Precisamente en el momento en el que desde la Junta Electoral se anunciaba la eliminación de la candidatura de Masià, el presidente de la Academia de Ciencias Veterinarias, Josep Llupià tuvo que presentar su dimisión como miembro de la Junta Electoral -nominada por la Junta de Gobierno– como consecuencia de su parcialidad durante la campaña.

Desde la candidatura de Mesià decidieron presentar un recurso contencioso-administrativo impugnando el proceso electoral y solicitando la suspensión cautelar de las elecciones que se deberían celebrar el sábado 23 de noviembre.

El motivo de la impugnación se encontró en el hecho de que la Junta Electoral, órgano nominado por la Junta de Gobierno del Colegio, acordó excluir la candidatura encabezada por el Sr. Mesià del proceso electoral, al considerar que un comunicado electoral de la candidatura denunciando la responsabilidad política de la actual Junta de Gobierno vulnera las normas deontológicas de la profesión veterinaria.

La Justicia suspendió cautelarmente las elecciones del Colegio de Veterinarios de Barcelona

Ante la inminente celebración de las elecciones, se solicitó por vía judicial la suspensión de las mismas hasta que se resolviera sobre el recurso planteado respecto a la anulación de una candidatura, por poder colisionar con el principio constitucional de funcionamiento democrático de los colegios profesionales.

Un año después, el TSJC confirma la suspensión cautelar del proceso electoral

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, sección cuarta, ha confirmado la suspensión cautelar del proceso electoral del COVB.

Señala el tribunal que «como sucede en otras elecciones públicas a cargos públicos, no es infrecuente que en los debates y contiendas electorales se produzcan enfrentamientos o incluso descalificaciones personales.
Podría admitirse que tal vez ese grado de enfrentamiento no sea lo deseable, pero el derecho a la libertad de expresión y sus límites no siempre están claros, sin que un objetivo o subjetivo exceso al ejercicio de dicho derecho ampare, necesariamente, la exclusión de una candidatura, previamente aprobada (por lo que respeta los presupuesto de legalidad), por este motivo.»

Añaden que » Si no se suspendieran las elecciones no se respetaría la pluralidad democrática y tanto los colegiados como los aspirantes verían conculcado su sufragio pasivo y activo, respectivamente.»

Se asumen así los razonamientos del Auto impugnado y se desestima el recurso de apelación que interpuso el COVB, dando la razón a la parte representada por el Despacho Alonso-Cuevillas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre