Imagen de la inauguración del 39 Congreso del PSOE

Cuando se quedan al margen los gabinetes de marketing político electoral, las cosas, fundamentalmente en la historia, en el PSOE van bien y se adoptan decisiones llenas de coherencia. Esto es un silogismo que, al parecer, hay muchos dirigentes socialistas que todavía no entienden. Mantener al actual Jefe de Gabinete de Pedro Sánchez y a su equipo más cercano o alejado del partido es un elemento fundamental si no se quiere caer en la creación de un remedo personalista. En este caso es lo lógico y, sin acritud así se debería entender, puesto que Redondo, en declaración personal, dijo ser un profesional de ideas y no es militante socialista y los que sí lo son representan a una parte del partido que ya no tiene capacidad de aportar nada positivo por su estancamiento ideológico. Gracias a Dios, y siendo muy generoso, como saben, en este caso por mi parte.

Uno de los puntos por los que lleva luchando durante años el socialismo español, sobre todo tras los gobiernos de Felipe González, es la separación absoluta entre Ferraz y Moncloa, algo que no ha sucedido aún pero que debería plantearse, sobre todo teniendo en cuenta la caída en la insignificancia de los viejos partidos socialdemócratas por, precisamente, aplicar políticas de derechas que benefician a las élites mientras la ciudadanía sufre las consecuencias del asalto del capital a las democracias.

El pueblo puede perdonar un mal gobierno, lo que no acepta jamás es la deslealtad a los principios ideológicos. Y eso es lo sufren los partidos que conformaban la vieja Internacional Socialista que, tras décadas ejerciendo el poder, seguirá siendo internacional, pero socialista lo dejó de ser hace décadas. Tal vez la financiación de la CIA en los años de la Guerra Fría tuviera mucho que ver en eso.

El PSOE afronta su XL Congreso en una situación de aparente fortaleza. Está en el Gobierno tras ganar prácticamente la totalidad de las elecciones celebradas en España desde la moción de censura: 2 generales, autonómicas, municipales y europeas. Esas victorias sólo se pueden atribuir, desde la razón sin miedo, a las políticas sociales que se implementaron a partir del 1 de junio de 2018, y en eso tuvo mucho que ver la actual vicepresidenta primera, Carmen Calvo y sus equipos de gobierno.

Sin embargo, Pedro Sánchez sabe muy bien, porque lo sufrió en sus carnes, lo que le ocurre al PSOE cuando se descabalga de las esencias ideológicas del socialismo. Por culpa de las políticas neoliberales iniciadas durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, el PSOE obtuvo sus peores resultados electorales de la historia con 84 escaños en el Congreso de los Diputados. A pesar de la permanencia de la gestora que pretendía seguir aplicando la errática e inútil estrategia socialdemócrata, los socialistas dieron un primer paso de refundación ideológica en el XXXIX Congreso y, según las primeras medidas adoptadas, todo indica que el XL, que se celebrará en Valencia, tiene intención de consolidar y profundizar en aquellas primeras reformas.

A medida que han ido desapareciendo de los puestos de poder los residuos socialdemócratas, el PSOE ha ido ganando fuerza. Eso es algo que deberían hacerse mirar las federaciones que se encuentran en un proceso de renovación y plantearse si es necesario continuar con la herencia recibida de Felipe González o profundizar en el socialismo que jamás se debió perder.

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, hizo un anuncio muy importante el pasado lunes: adelantó que Hana Jalloul, secretaria de Estado de Migraciones, y Lina Gálvez parlamentaria europea serán las coordinadoras de la Ponencia Marco del Congreso. Asimismo, los ponentes para las diferentes áreas serán: Jonás Fernandez de Asturias para Economía y Empleo; Isabel Gil de Extremadura, para Feminismo; Eva Granados, de Cataluña para Inclusión social y Políticas de Bienestar; Ainoa Quiñones de Cantabria, para Ciencia y Sanidad; José Manuel Albares del Partido Socialista en Europa, para España en Europa y en mundo; Aina Calvo de Baleares, para Transición Ecológica justa y Biodiversidad;  Pilar Alegría de Aragón, para Educación, Universidades, Cultura y Deportes; Nira Fierro de Canarias para Nuevos derechos y Libertades, políticas de diversidad; Denis Itxaso de Euskadi, para España autonómica y Reto Demográfico; José Miñones de Galicia, para España Municipal y el Mundo Rural; Ana Redondo de Castilla y León para Regeneración Democrática, Justicia, Memoria Democrática y España Constitucional, y Félix Bolaños, de Madrid, para PSOE 2030, un partido de futuro.  En cada una de estas áreas se celebrarán Conferencias que sirvan de debate para la elaboración de la Ponencia Marco.

Entre todos estos nombres que, como se puede comprobar, no tienen relación alguna ni con el susanismo, ni con el felipismo, ni con el zapaterismo, destacan las dos mujeres a las que se ha dado la responsabilidad de coordinar la Ponencia Marco: Lina Gálvez y Hana Jalloul.

Además, como se puede comprobar, hay un cambio clave. Sólo 4 ponencias estarán dirigidas por hombres. El resto serán mujeres, además de las dos coordinadoras. En esto no cabe duda que la mano transformadora de la secretaria del Área de Igualdad de la Ejecutiva Socialista, Carmen Calvo, mucho habrá tenido que ver.

Este cambio es importante porque es un modo de mostrar que el PSOE está, poco a poco, renovándose y adaptando sus postulados ideológicos a la realidad del siglo XXI con el fin de dar soluciones a los problemas reales de la ciudadanía, sobre todo al principal que no es otro que la sumisión de los Estados a las dictaduras del capital que, no se puede olvidar jamás, carecen de ideología, de ética y de justicia social. No en vano, sus riquezas se alimentan de la creación de la desigualdad y la pobreza. Por eso, un Partido Socialista fuerte en sus conceptos ideológicos es fundamental para mantener en pie el muro de la democracia frente a los ataques de quienes, a través de la economía, pretenden derribarlo y someter a los pueblos del mundo.

El socialismo del siglo XXI está cimentado en la igualdad real, en la diversidad, en la justicia social, en el respeto a los derechos humanos y en la superación de los fracasos que la socialdemocracia provocó por, precisamente, priorizar las políticas neoliberales que destrozan a la ciudadanía con la coartada de la «razón de Estado».

Por ello es muy importante que el PSOE haya decidido dar la responsabilidad de coordinar la ponencia marco a Lina Gálvez y Hana Jalloul porque representan, cada cual con sus enormes méritos, lo que la ciudadanía está esperando de los socialistas.  

Lina Gálvez, que en la actualidad ocupa un escaño en el Parlamento Europeo por el PSOE, al que se presentó como independiente en las últimas elecciones europeas. Fuentes socialistas consultadas por Diario16 han confirmado que recientemente ya ha adquirido la condición de militante, un acierto porque tiene un perfil que encaja perfectamente con el socialismo del siglo XXI. Su condición de feminista y defensora de las políticas de género se comprueba, incluso, en su tesis doctoral que estuvo centrada en el estudio del género en el proceso de industrialización de la Fábrica de Tabacos de Sevilla.

En una sociedad en la que la política cada vez es más dependiente de la economía y de las presiones por parte de las élites financieras y empresariales, el perfil de Lina Gálvez es clave para el XL Congreso del PSOE. Es una defensora absoluta de trasladar las reflexiones del movimiento feminista a los debates económicos. En el mes de marzo de 2019, en una mesa de debate celebrada en Sevilla, afirmó con rotundidad que «La economía debe atender al interés general, no el interés de unos pocos: la salida de la crisis se ha hecho absolutamente en falso […] Las condiciones materiales influyen sobre la libertad. Si hay buena educación pública o no, hacer depender el bienestar de las personas del tamaño de nuestros bolsillos. Ese feminismo liberal es neoliberal: Como si todas las personas estuviéramos en la misma situación, como si tuviéramos libertad para elegir».

Estas palabras encierran mucho de la esencia de la ideología socialista de este XL Congreso, de la línea de un partido que debe abandonar definitivamente los postulados socialdemócratas (que no son otra cosa que la cara amable del capitalismo porque es incoherente y absurdo pensar que se puede gobernar con decisiones de izquierdas en lo social, pero aplicando medidas neoliberales en lo económico) para retornar, adaptándolo a los nuevos tiempos, al socialismo de Pablo Iglesias Posse.

Lo mismo se puede decir de la elección de Hana Jalloul. Mujer, defensora de la igualdad y de la integración, planteará desde el punto de vista jurídico, no en vano es doctora en derecho, elementos fundamentales para entender el nuevo socialismo. En medio de un escenario en que la extrema derecha se quiere apropiar nuevamente de la palabra «libertad», Jalloul afirmó en una entrevista en Salam Plan que «el discurso del odio no solo carece de fundamento científico, sino que deja patente una falta de cultura importante».

En consecuencia, la presencia de mujeres al frente de las diferentes ponencias, coordinado todo por dos mujeres jóvenes que conocen las necesidades fundamentales del pueblo, plantea un escenario inédito para el PSOE en el que los socialistas ya están mostrando a la sociedad que están en un punto de evolución desde el pozo socialdemócrata en el que se priorizan los perfiles ideológicos frente a los tecnocráticos y que este Congreso Federal parte de la base de la transformación desde una ideología reformadora de una sociedad que jamás puede quedar en manos de los intereses de las élites ni de las dictaduras privadas configuradas para someter al mundo desde todo lo contrario a lo que pretende volver a representar el PSOE.  

2 Comentarios

  1. Vaya Azaña del PSOE. ? Que empieza bien el Congreso ? Un partido que negocia con los terroristas .UNA MIERDA.

    • En serio?? eso es lo único que se te ocurre?? Jajajaajajajaaa. Que pereza dais, siempre con la misma cantinela. Que yo sepa todos los partidos representados en el congreso son Partidos Políticos legales, que han sido elegidos democráticamente por los ciudadanos, y que yo sepa no hay ninguna banda terrorista activa en este país desde hace unos cuantos años.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre