El juicio por el caso de los papeles de Bárcenas, o lo que es lo mismo, la contabilidad B del Partido Popular, ha continúa este martes en la Audiencia Nacional con las cuestiones previas y el turno de las acusaciones populares. La sesión se inició con el apoyo de la Fiscalía a la petición de aplazamiento del juicio por el positivo en coronavirus del exgerente del PP Cristóbal Páez, uno acusados.

El ministerio público asegura que cree “prematuro plantear un careo entre Bárcenas y el expresidente Mariano Rajoy”, que fue solicitado ayer por el abogado del extesorero del PP.

Por su parte, el abogado del PP, Jesús Santos, acusó ayer a las acusaciones populares, de estar politizadas e inquirió al tribunal para que “evite que una sala de justicia se convierta en un circo mediático o un campo de batalla política”.

La Fiscalía apoya aplazar la declaración de los acusados

El fiscal Antonio Romeral ha apoyado, durante esta segunda sesión, la petición del abogado del exgerente del PP Cristóbal Páez de aplazar unos días la declaración de los procesados.

El letrado del exgerente, para el que Anticorrupción pide 18 meses de prisión, pidió este lunes retrasar la toma de declaración de los acusados al encontrarse su cliente convaleciente por coronavirus.

El abogado defensor del exgerente del PP Cristóbal Páez solicitó durante la primera sesión al tribunal que, “una vez que se termine el trámite de cuestiones previas, se suspenda la vista hasta que su cliente, en cuarentena por coronavirus, se recupere y pueda asistir y declarar presencialmente en la vista”.

Careo entre Bárcenas y Rajoy

El fiscal Antonio Romeral se ha pronunciado sobre la posibilidad de celebrar durante el juicio un careo entre el extesorero y el expresidente Mariano Rajoy. Para el ministerio público, “es prematuro aventurar un careo entre uno de los acusados y un testigo, porque aún no se sabe si existen contradicciones. No podemos aventurar una opinión sobre ello. [Además, estaría condicionado a la] existencia de contradicciones que afecten a intereses de la causa”, ha añadido.

La acusación popular

El abogado Gonzalo Boye, que ejerce la acusación popular en representación del Observatorio DESC, ha aprovechado su intervención en el trámite de cuestiones previas del juicio de la caja b del PP para lanzar un guiño al extesorero Luis Bárcenas, tras el anuncio de este de colaborar con la justicia.

Gonzalo Boye, abogadi que ejerce la acusación popular en representación del Observatorio DESC

Boye ha anunciado que renunciaba a 72 testigos para agilizar la vista y ha destacado que uno de ellos es Rosalía Iglesias, esposa del extesorero y en prisión también por el caso Gürtel. El abogado ha justificado su decisión en que el testimonio de Iglesias “no aporta nada en este caso y, además, puede alterar el ánimo y la declaración del señor Bárcenas, que para eso ya está la Operación Kitchen”, en referencia al operativo parapolicial puesto en marcha en 2013, en la etapa de Jorge Fernández Díaz al frente del Ministerio del Interior para sustraer documentación comprometedora para el PP.

El letrado ha insistido que, “como acusación popular, tiene la necesidad de que Bárcenas declare sin sentirse amenazado o condicionado emocionalmente.”

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre