El Debate a Cinco que esta noche emitirá a las 10 de la noche para todas las cadenas la Academia de Televisión dará, por primera vez en Democracia, alas y visibilidad a la ultraderecha.

Un debate con cinco hombres que vuelven a demostrar que la igualdad en política aún es una asignatura pendiente.

La organización del evento más importante de la campaña electoral para el 10 de noviembre no ha estado exento de polémica al negarse la Academia de Televisión a que fuera TVE quien se encargara de la producción del debate para evitar tanto coste al contribuyente.

La decisión final de ignorar la oferta de TVE del debate le ha costado a la presidente de la Academia, María Casado, poder moderarlo junto a Vicente Vallés.

Ante la situación de bloqueo, el ente público ha optado por elegir, en su lugar, a Ana Blanco.

Detalles del debate

Más de 300 operarios trabajan a contrarreloj y sin descanso para dar los últimos retoques al plató del Pabellón de Cristal de la Casa de Campo, que este lunes acogerá el único debate entre Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Santiago Abascal, los principales candidatos a la presidencia del Gobierno.

Según ha explicado la presidenta de la Academia, María Casado, en una rueda de prensa en la que también ha presentado el decorado que lo acogerá, será un «debate vivo», por lo que estará abierto que los cinco participantes -Pedro Sanchez, Pablo Casado, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Santiago Abascal- se interrumpan.

También han anunciado que, al contrario de lo que se había informado en un principio, los moderadores del debate, los periodistas Ana Blanco y Vicente Vallés, sí podrán hacer preguntas.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorExponen a la princesa Leonor a la furia independentista
Artículo siguienteNuestras huellas no fenecen
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

  1. También dará visibilidad a la ultra izquierda…. o eso no hay que decirlo!!!
    y a dos partidos corruptos…..(PP y PSOE)

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre