Diversos colectivos de ayuda a personas en riesgo de exclusión se han unido a la iniciativa de la Asociación Apoyo para iniciar una campaña que incluye una carta al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, para agilizar y cambiar la forma de conceder las ayudas del Ingreso Mínimo Vital.

Según explican a Diario16, «las personas que firmamos esta carta vivimos en situación de pobreza. Somos personas diversas, pero nos enfrentamos a un mismo problema, una regulación del Ingreso Mínimo Vital que no se ajusta a la realidad de nuestras vidas y una penosa tramitación de las solicitudes».

A su juicio, en junio, «cuando estábamos con el agua al cuello, creímos que el Ingreso Mínimo Vital iba a paliar nuestra situación, seis meses después seguimos con el agua al cuello».

En la carta enviada al ministro solicitan que:

  • Dejen de marearnos cambiando el estado de nuestra solicitud, nos es indiferente si está en estudio o pendiente de recibir una documentación de otra administración. Cada mensaje que cambia es un vuelco al corazón que no sirve para nada. De nuestra solicitud solo nos interesa saber si está resuelta o requerida y, en caso de estar requerida, saber claramente qué documentación debemos aportar.
  • Dejen de conceder IMV Transitorios que no se ajustan a la realidad actual de las familias. Si en junio cuando realizaron la primera conversión de Prestación por hijo a cargo en IMV dejaron fuera a familias de las que no tenían datos suficientes para hacerlo bien, ¿por qué lo han hecho ahora en octubre? ¿Necesitaban buenos datos de concesiones para una rueda de prensa? Ajústense a los datos de nuestras solicitudes que buen trabajo nos costó presentar y no a lo que conste en sus ficheros desactualizados.
  • Dejen de descontar la Prestación por Hijo a Cargo del año 2019 para el cálculo de la cuantía de 2020. La Prestación por hijo a cargo, que han suprimido del sistema de protección social, computa como un ingreso para el cálculo de la cuantía del IMV. De esta forma, en 2020 por un lado se ha suprimido esta protección para nuestros hijas e hijos y, al computarla como ingreso, les devolvemos el dinero percibido el 2019 por este concepto. Realmente ¿necesitan recuperar ese dinero para cuadrar sus cuentas?

Fondo de la prestación:

Con respecto al fondo de prestación, el colectivo exige:

  • Limitar a dos titulares de IMV por cada domicilio físicodemuestra su falta de conocimiento de nuestra realidad o que, conociéndola, han priorizado el ajuste presupuestario frente a la apuesta contundente frente a la pobreza. Supriman esa limitación.
  • Unir en una misma Unidad de Convivencia a todas las familias nucleares que compartimos una misma vivienda, entrelaza los procesos de promoción social de familias diferentes. No compartimos la vivienda con otras familias por gusto. Es un imperativo para no dormir en la calle, debido al problema de vivienda que existe en nuestro país. Penalizar esta situación, creando una Unidad de Convivencia que entrelaza a todas las familias que compartimos vivienda, es un desastre de cara a nuestros procesos de promoción social.
  • Exigir que todos los miembros de la familia cumplan el requisito de RESIDENCIA LEGAL deja fuera de la protección social a familias donde un miembro pierde los papeles a causa de la situación del mercado de trabajo, o por el fatal funcionamiento del sistema de citas de extranjería, o tal vez porque simplemente nunca los ha llegado a tener. ¿Puede la situación administrativa de un padre o madre dejar desamparado a un niño o niña?
  • EL trato diferenciado que ustedes dan a las personas solas. ¿Cómo entienden que pueda vivir una persona sola y empobrecida en una casa sola? No se dan cuenta que esa no es la situación mayoritaria de estas personas.
  • Es intolerable la discriminación económica a familias monoparentales con cinco o más miembros, a las que, pese al cacareado «complemento de monoparentalidad», se nos ha asignado para 2020 una «renta garantizada» de 978 euros, cuando según el artículo 10.2 nos corresponderían 1117 euros y cuando a las familias no monoparentales del mismo tamaño que las nuestras se les han asignado 1015 euros.
  • Las condiciones de acceso al IMV para mayores de edad menores de 30 años, se nos está aplicando una normativa de excepción que hace muy difícil conseguir esa prestación, prolonga situaciones de dependencia intrageneracional insostenibles en nuestras familias y nos empuja a la emigración

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre