Los cambios regulatorios le pueden provocar a Banco Santander unas pérdidas de 3.500 millones de zlotys (903 millones de dólares, según el cambio oficial del momento en que se escribe este artículo) en Polonia. Este hecho se produce por la propuesta del regulador de los mercados polacos de convertir toda la cartera de créditos a zlotys, que incluiría también la liquidación retrospectiva de hipotecas en francos suizos como préstamos en la moneda polaca.

El banco presidido por Ana Patricia Botín dijo que intentará llegar a acuerdos con sus clientes en la primera mitad de 2021.

En el informe anual de 2020, el Santander afirmó que «suponiendo que el 100% de los bancos actuales opten por convertir sus préstamos según lo propuesto por el presidente de KNF, la pérdida del Grupo sería del orden de 3.500 millones de zlotys a nivel consolidado».

Los préstamos en moneda extranjera, y especialmente las hipotecas en francos suizos, siguen siendo un factor de riesgo importante para los bancos polacos, como lo ha sido para los españoles con las hipotecas multidivisas, que se enfrentan a un mayor número de demandas por parte de los titulares de hipotecas en francos.

Los bancos polacos vendieron préstamos en francos hace más de una década para aprovechar las bajas tasas de interés suizas, pero luego se enfrentaron a reembolsos cada vez mayores cuando el zloty se debilitó drásticamente frente al franco.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre