Diario16 publicó ayer un artículo acerca de la conversación que mantuvieron Emilio Saracho y Luis de Guindos, junto a otros altos directivos del Banco Popular, en los salones del Edificio Beatriz, sede central de la entidad, unos días después de acceder a la Presidencia y de contratar al bufete de cabecera del Santander.

Sin embargo, fuentes internas del Banco Popular han confirmado a Diario16 que ese contacto con Luis de Guindos no se circunscribió a encuentros casuales o contados, sino que se producían prácticamente a diario a través de conversaciones telefónicas.

Las mismas fuentes confirman que a Saracho le gustaba mantener esos contactos a través de llamadas telefónicas, unas veces a través del manos libres (la «araña») o poniendo el altavoz de su teléfono móvil mientras paseaba por su despacho de la séptima planta. En unas ocasiones las conversaciones eran sólo del presidente del Popular con el ministro de Economía. En otras, estaba acompañado de otros altos directivos, tanto de la época de Ángel Ron como de los que fichó Saracho.

Esta revelación de las fuentes internas del Popular muestra que Luis de Guindos estuvo más al tanto de la operación diabólica de lo que dio a entender en su declaración en la Audiencia Nacional y deja en suspenso el hecho de que, tal y como afirmó ante el juez Calama, no se enterara de la resolución del Banco Popular hasta que un subordinado suyo, Jaime Ponce, presidente del FROB, se lo comunicó cuando la decisión estaba tomada.

A De Guindos le correspondía velar por la estabilidad financiera, en su condición de ministro de Economía, y afirmó en la Audiencia Nacional que un pilar de esa estabilidad desapareció, justificándose la abrupta medida tomada de su resolución precisamente en mantener dicha estabilidad, y el ministro se enteró porque el presidente del FROB se lo comunicó, una vez tomada la decisión. Esto no es creíble, como tampoco lo es que, en base a la revelación de nuestras fuentes, no supiera que Saracho viajó a la sede del BCE el 16 de marzo para asustar a los funcionarios diciéndoles que barajaba la resolución de un banco con 11.000 millones de patrimonio –el mismo Saracho decía «tenemos más capital que nunca»– y 12.000 millones en caja.

De Guindos reconoció en la Audiencia Nacional que Saracho le informaba regularmente de la evolución del Popular, lo que no dijo es que lo hacía prácticamente a diario.

Tanta comunicación entre el ministro y el presidente del Popular hace inviable el hecho de que De Guindos no supiera nada de lo que se estaba pergeñando. Además, la declaración del actual vicepresidente del BCE dejó, precisamente, a Saracho al pie de los caballos, puesto que, al colocar al ex presidente del Popular como único responsable de la resolución al reconocer que la situación del banco era correcta, solvente y viable.

Por otro lado, las revelaciones sobre las conversaciones constantes de De Guindos y Saracho ponen el foco de nuevo en la información privilegiada posible utilización de información privilegiada para que el primer día laborable tras la reunión del 3 de junio de 2017 entre Saracho, el FROB y la JUR se produjeran las salidas de depósitos de los organismos e instituciones públicas.

Apúntate a nuestra newsletter

7 Comentarios

  1. desde su posición de presidente de popular dijo que el banco era una caca, estaba quebrado,falso. mintio deliberadamente.
    conocida la solvencia por la botín, de guindos, echenique, peritos banco España.
    Cual es ahora su responsabilidad?, debería estar ya con medidas cautelares?
    Vamos a esperar a que haga alzamiento de todos sus bienes?

  2. Les doy permiso para que censuren este comentario. -a lo Franco-
    Interpreto conflicto de intereses por detrás.
    Abur.
    No les gusta el pensamiento veraz de quien es un robado; sigan robando comentarios.
    Haber lo que tardáis en quitarlo.
    Hale

  3. Cuando tenemos que pagar lo hacemos , ahora nos tienen que dar lo nuestro,aplicáis el cuento que ya es hora

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre