«Emilio, esto procede de un encuentro convocado por Standard con los medios para hablar de nosotros, el resto es un pretexto. Por el tono, la forma y el mensaje, a mí me recuerda mucho a cuando se preparó el terreno de la intervención de Bankia».

Este fue el contenido de un correo electrónico enviado a Emilio Saracho por el director general de Comunicación de Banco Popular, Carlos Balado, el día 2 de marzo de 2017 a las 18.47 y al que Diario16 ha tenido acceso.

Al correo se adjunta una nota de la Agencia EFE titulada «S&P constata la mejora de la banca española, aunque duda del Banco Popular».

Si se analiza el contenido del artículo de EFE, se verá que Balado tenía razón: salvo las tres primeras líneas, en las que se habla del sistema financiero español y las dos últimas, en las que se hace referencia a la fusión entre Bankia y BMN, el resto está dedicado a exponer los puntos negativos que afrontaba el Popular en aquellos meses.

Lo realmente importante de ese correo es la advertencia que un director general le hizo a Saracho respecto a que la estrategia ya empezaba a materializarse y que el mercado, junto a los analistas, estaban por la labor de que el sexto banco español fuera intervenido, resuelto o vendido a precio de derribo a otra entidad.

Por otro lado, se puede colegir la alta capacidad de análisis de un profesional de los medios de comunicación como Carlos Balado que supo entrever en un artículo de EFE las consecuencias de lo que estaba ocurriendo en realidad y sin conocer el contenido de las reuniones de Saracho con Luis de Guindos y Rodrigo Echenique en las que les transmitió, nada más acceder al cargo, que su objetivo era la venta del Popular.

Este correo cobra relevancia, en primer lugar, por la fecha: sólo 10 días después de que Emilio Saracho fuera nombrado oficialmente presidente de la sexta entidad financiera de España.

En segundo término, poniéndolo en contexto de los últimos meses del Popular, el correo de Balado ya advierte claramente de una estrategia que fue corroborada por el propio Saracho trece días ante el Banco Central Europeo, tal y como reseñaron los peritos del Banco de España en su informe:

«Para finalizar comentamos la estrategia comunicada por D. Emilio Saracho en la reunión con los coordinadores el JST (BCE/BdE) el 15 de marzo de 2017 donde les indica que hay un cambio en la estrategia del banco, que afecta a tres aspectos muy relevantes:

  • » El primero es el nombramiento de un nuevo CEO y la sucesión de D. Pedro Larena por desacuerdos, manifestando que no confía en el CEO y los ejecutivos del banco.
  • » El segundo se refiere a las alternativas estratégicas del banco, incluso en el supuesto de que consiguiese realizar con éxito las desinversiones en Wizink, Totalbank y otras, el banco rompería el requerimiento de capital en enero de 2018 por lo que las alternativas son: una operación corporativa, una ampliación de capital que no ve posible y la resolución. Sobre la resolución dice que iría en contra de la economía española y europea por lo que el Banco y los reguladores deberían estar preparados para tratar esta situación aprendiendo de lo realizado en el caso de los bancos italianos. Ante esta manifestación el JSTC le explicó a D. Emilio Saracho los condicionantes previos para una resolución.
  • » Y el último lugar, el abandono de Sunrise que D. Emilio Saracho no veía posible».

Tanto el artículo de EFE, como la valoración de Standard and Poors y la visita de Saracho al BCE muestran cómo la estrategia pasaba por generar miedo en torno al Popular, tanto en el mercado como en los clientes, con la intención de provocar la devaluación del valor en bolsa y de provocar la salida de depósitos que, por un lado, colocaran al Popular en una situación bursátil de difícil resolución que, además, fuera complementada con una fuga de liquidez que debilitara las ratios regulatorias y, de este modo, llevaran a la entidad a la declaración de la inviabilidad.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. La solución no está en Europa, la tenemos nosotros con nuestro voto, una sociedad inteligencia no paga traidores.
    Si fomentamos que nos estafen, seguirán haciéndolo.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre