El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, en Eibar junto a miembros de la formación popular EUROPA PRESS 16/02/2020

Pocas veces se ve un acto de deslealtad política de esta envergadura como el que está protagonizando Génova, con el brazo ejecutor de su presidente, Pablo Casado, y su número dos, Teodoro García Egea, contra el líder de los populares en Euskadi, Alfonso Alonso, a quien le invitan a marcharse si continúa negándose al pacto con Ciudadanos e Inés Arrimadas para concurrir juntos a las elecciones del 5 de abril.

Alonso mantiene el pulso a Génova, y es que se siente fuerte y respaldado por su equipo en el País Vasco, que nunca se sintió más alejado de las directrices del partido a nivel nacional y que vive con horror el interés por contar en esa lista con Rosa Díez, la ex presidenta de UPyD. Difícil de asimilar para cualquier candidato a lehendakari del País Vasco, pertenezcas al partido que pertenezcas.

Por el momento, fuentes del PP vasco a diario16.com confirman que Alonso va a mantener el pulso, aunque está evitando hacer declaraciones hasta tomar la decisión definitiva. De hecho, hoy tenía previsto acudir al programa de La Sexta Noche, que presenta Iñaki López, pero lo ha suspendido en el último momento, según confirma el propio periodista bilbaíno en su cuenta de twitter:

Sellar acuerdo

Pero el PP echó el órdago a Alonso y al PP vasco y firmó ayer el acuerdo de coalición con Ciudadanos para concurrir a las elecciones autonómicas que se celebran el 5 de abril en el País Vasco. Los dos partidos superaron la tormenta desatada por el PP vasco un día antes, cuando buscó dinamitar las negociaciones al tachar públicamente de “inasumible” el contenido del pacto alcanzado entre la dirección nacional de los populares y la gestora que de Cs.

En la batalla interna en el PP, con Cs como mero espectador y viéndose ganador del río revuelto, se impuso con claridad Génova a Alfonso Alonso.

La mano derecha de Inés Arrimadas en el Congreso, José María Espejo, desveló algunos detalles del pacto antes de firmarlo, entre otros, que a Cs le corresponderán el número dos por Álava y el número dos por Vizcaya. El PP vasco, en su cuenta oficial de Twitter, ya manifestaba su contrariedad por el acuerdo:

Por su parte, la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Beltrán se puse en contacto por la tarde con Espejo y después ella misma habló durante unos minutos con Alonso. Se repitieron las llamadas, pero el presidente del PP vasco no volvió a descolgar su móvil. Fue por la noche, por WhatsApp, cuando Beltrán invitó a Alonso a asistir a una reunión a la sede nacional del partido, en la madrileña calle de Génova, para perfilar juntos los últimos flecos de la coalición y analizar los puntos de desencuentro.

No hubo respuesta, pero en Génova lo esperaban. De ahí que a las once de la mañana Beltrán llamase ayer al presidente del PP vasco y se encontrase con el plantón. No iba a acudir y aseguraba que no iba a firmar el pacto de coalición alcanzado con Cs.

Al menos por el momento, la de dimitir no es una opción para el presidente del PP vasco, que está dispuesto a mantener el pulso con la dirección nacional. Fuentes próximas a Alonso descartaban ayer que vaya a hacerse a un lado, aunque reconocían su descontento por la forma en la que Génova ha manejado la situación.

1 Comentario

  1. Qué traición le han hecho a Alfonso Alonso. Lo correcto es que se largue del partido y pida la baja por ser tan poco leales. Casado no se atreve con Feijóo y eso que éste ha hecho lo mismo que Alfonso Alonso. No está de acuerdo con ése pacto tan ridículo. Pero el presidente gallego tiene «acogotado» al Casado. Que poca clase.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here