martes, 7diciembre, 2021
8.2 C
Seville

20 años OT: La alegría de vivir… de los fans

El 22 de octubre de 2001 se estrenaba en La 1 de TVE un programa que revolucionó la historia de la televisión y de la música para convertirse en todo un fenómeno social irrepetible

Maximiliano Fernández Ibarguren
Licenciado en Periodismo Licenciado en Ciencias del Trabajo
- Publicidad -

análisis

El día que los padres políticos del PP torpedearon la Constitución

“La Constitución es la solución, no el problema. El mejor homenaje hacia el pasado es que tomemos las riendas del presente y nos hagamos...

Una burda comparsa de ruido y furia

El periodista Alfonso Rojo, director de “El periodista digital”, es uno de los más fieros voceros de la caverna mediática de la derecha, y...

El TSJ de Madrid revoca la sentencia dictada en el caso José María Iñigo

Me es difícil escribir este articulo, estaba claro o así lo entendía yo, que el mesotelioma que causó la muerte de José María Iñigo,...

Hablamos nuevamente de la ley de amnistía de 1977

Ya hace 46 años de la muerte del dictador Franco y 44 que a ser aprobada la ley de amnistía que impide, a estas...
- Publicidad -
- Publicidad-

El 22 de octubre de 2001 se estrenaba en La 1 de TVE un programa que revolucionó la historia de la televisión y de la música para convertirse en todo un fenómeno social irrepetible: Operación Triunfo.  Hoy, 20 años después, los fans de Rosa López, David Bisbal, Chenoa, Nuria Fergó, Manu Tenorio, David Bustamante, Gisela y Juan Camus nos cuentan en primera persona cómo el concurso ha cambiado sus vidas para siempre.

Hace 20 años, 16 desconocidos cantaban  “A tu lado hoy brilla mi estrella, a tu lado mis sueños, se harán por fin realidad» y tanto ha brillado la luz de esa pasión por su música, por su talento, por su voz que, después de dos décadas, una legión de fans, dentro y fuera de nuestras fronteras, siguen acompañando a esos concursantes, hoy artistas, que han podido cumplir sus sueños: vivir de lo que más les gusta, la música.

Las carreras musicales de Rosa LópezDavid Bisbal, David Bustamante, Nuria Fergó , Chenoa  y demás concursantes, sin duda, no hubiera sido posible sin un fenómeno fan que nació cuando Twitter, Facebook, Instagram, Spotify, Tik Tok ni siquiera estaba en la mente de su creadores. Aunque parece ayer, eran los años de cassettes, cds, SMS y cintas VHS.   

Para poder entender mejor la repercusión y el alcance de Operación Triunfo 20 años después, en Diario 16 hemos conversado con miembros de diferentes clubes de fans que nos han contado en primera persona sus vivencias, sus anécdotas y emociones.

En el caso de Cristina (Madrid) describe cómo la identificación con Rosa López trascendía más allá de lo estrictamente musical. Tenía 10 años, estaba en el colegio, me gustó su voz, su humanidad, su personalidad, su voz… Fue brutal. Yo sufrí  bulling y Rosa me ayudó a superarlo… Me dije, si ella puede, yo puedo. Esa niña podía ser yo. Era verme como en un espejo». También resalta tuve un cáncer de mama y Rosa me demostró empatía al preguntarme, en una situación tan difícil, cómo estaba”. 

Miriam (Alcalá de Henares), del Clubs de Fan de Chenoa, explica cómo en su primera gira No cogí hotel en Melilla por lo que salgo del concierto y no tengo sitio dónde dormir. De noche, me voy a la comisaría, explico lo que me había pasado. Y esa noche dormí en el calabozo. Al día siguiente, Chenoa lo supo y me puso de nombre ”la delincuente” no sin antes echarme la bronca porque le podría haber avisado para que su equipo me hiciera un hueco en el hotel. A partir de ahí, en el entorno chenoista, soy conocida como “la deli”«.

Por otro lado, Susana (Sevilla), reconoce que más allá de su voz y de su forma de cantar le atrapó la sencillez y la cercanía de Manu Tenorio. “En un momento que no estaba bien de salud, tras un concierto, Manu se acercó a darme ánimos. No me podía creer que él me estuviera aconsejando«.

Mar (Córdoba) afirma que “En el club somos una gran familia: viajamos tanto, vamos a tantísimos conciertos., vivimos tantas cosas con él, que David Bisbal es como un miembro de mi familia”.   

Preguntada por qué eligió a Gisela, Sandra (Zaragoza) asegura “algo tenía en la voz que me emocionaba de una forma especial” y que, con 14 años, “los martes todos llegábamos al cole sin dormir”.  Ya en 2018, cuenta que su club de fans le organizó un homenaje sorpresa a su carrera en un teatro de Barcelona con compañeros de OT, de los musicales donde participó, bailarines y músicos. Fue un momento muy bonito y muy especial para todos”.      

En cambio, para Irene (Almería), “cuando estoy triste de bajón, las canciones de David (Bisbal), me levantan el ánimo»   y relata que, a días de cumplir los 18 años, conocerlo personalmente fue el mejor regalo.

El imparable “fenómeno OT”  generaba que “todos los lunes, los amigos quedábamos a ver el programa, cada uno con su favorito,  y siempre pagaba la pizza al que nominaban. Yo tuve la suerte de no tener que pagarla nunca porque a Manu (Tenorio) no lo nominaron”. así lo describe Mar (Valencia). “Hoy nuestros hijos quedan para ver las ediciones actuales de OT”. Si bien no le conoce aún, no pierde las esperanzas porque “le he hecho un dibujo a carboncillo y he escrito un poema con todos los títulos de sus canciones que se los tengo que dar”.

Lorena ( Madrid) recuerda que , con 12 años , sintió un “flechazo” al ver por primera vez en unos ensayos a Nuria Fergó “por tener algo especial que no vi en ningún otro” a tal punto que para su primer concierto “me tuvo que llevar mi padre y estuve haciendo 12 horas de cola yo solita”. Después de casi dos décadas, de horas de espera, de viajes y de conciertos “conoces a mucha gente que ya dejan de ser fans para ser amigos que hoy , siguen en mi vida”.

Para Mercedes (Algete, Madrid) a sus 70 años, David Bustamante “Es para mí, es mi niño” no sin antes admitir que ha provocado algún que otro celo en el ámbito familiar: “mis hijos dicen que quiero más a David que a ellos”. Su admiración es tal que lleva más de 200 conciertos recorriendo toda España “y hasta que este cuerpo flamenco me siga aguantando, lo seguiré haciendo”, reconoce. Su mayor prueba de cariño por “Busta” la lleva grabada en el cuerpo, nunca mejor dicho: tiene su firma tatuada en el brazo y el nombre de uno de sus discos en una mano que enseña con mucho orgullo.   

Zuriñe (Mondragón, Euskadi) conoció a David Bustamante con 15 años en un concierto de Generación OT en San Sebastián en unas circunstancias muy especiales, tras una bajada de azúcar. ”Según me vio, me trajo un yogur de su catering y me obligó a comérmelo. Es lo más bonito que me pasó. De hecho, mi botecito de yogur aquí sigue guardado, conmigo, después de un montón de años”.

Hace 20 años Fernando (Madrid) trabajaba en un videoclub y recuerda que si en los 80 la serie Fama era tema de conversación entre los clientes, OT lo fue en los 2000” pero deja claro que “no más ver esa malagueña  (por Nuria Fergó), con esa elegancia, esa bonita sonrisa, lo bien que canta, fue un romance en pantalla que ha seguido hasta ahora”. Fernando tenía tal admiración por “La Fergó” que “cuando quedó nominada con Bustamante, ofrecía una película gratis a todo aquel que llamara para votar por Nuria”.

“Yo me acostaba a las 2 de la mañana para escucharle y verle en el chat”, afirma Julia ((Jerez de la Frontera), seguidora de Juan Camus. “Juan nos enamoró desde la gala 0 y ahora está en nuestro corazón” y define la relación de sus fans, desde entonces hasta ahora, como “un hechizo Nostracamus”, no sólo por su creatividad artística sino por su sensibilidad, buen humor, trato y cercanía. Emocionada hasta las lágrimas, le desea lo mejor para su carrera y para su vida: “Es nuestra estrella”.

Para Silvia (La Barca de la Florida, Cádiz), Juan Camus “pega directamente en el corazón…, su forma única de transmitir cuando canta» y que, más allá de admirarlo como artista, resalta “su gran compañerismo y que nunca perdiera la sonrisa”.

En 2001,16 concursantes de un programa más de televisión cantaban muy ilusionados Si no te conociera si no estuviera aquí, no habría encontrado la alegría de vivir”. Veinte años más tarde, un público fiel, ajeno a los menesteres de la industria discográfica y televisiva, hace suyas las palabras y demuestra que el cariño y la admiración por sus artistas, convierten a OT, a pesar del tiempo, en un fenómeno inexplicable e irrepetible… Y más vivo que nunca.  

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Qué contraste!: Dominicana y Honduras

En agosto del 2020 en República Dominicana se produjo un cambio electoral: el Partido Revolucionario Moderno (PRM)  y su candidato Luis Abinader remplazaron al...

El día que los padres políticos del PP torpedearon la Constitución

“La Constitución es la solución, no el problema. El mejor homenaje hacia el pasado es que tomemos las riendas del presente y nos hagamos...

Ayuso ensalza la figura de un presunto corrupto para defender la vigencia de la Constitución

Isabel Díaz Ayuso no podía pasar desapercibida en un día como el de hoy en el que se conmemoran los 43 años del referéndum...

¡Qué decadencia tan poco estética la de Europa!

Europa está en decadencia. Se quiera o no, vive de un pasado glorioso como cuna de la civilización occidental, pero ya no da para...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Qué contraste!: Dominicana y Honduras

En agosto del 2020 en República Dominicana se produjo un cambio electoral: el Partido Revolucionario Moderno (PRM)  y su candidato Luis Abinader remplazaron al...

El día que los padres políticos del PP torpedearon la Constitución

“La Constitución es la solución, no el problema. El mejor homenaje hacia el pasado es que tomemos las riendas del presente y nos hagamos...

Ayuso ensalza la figura de un presunto corrupto para defender la vigencia de la Constitución

Isabel Díaz Ayuso no podía pasar desapercibida en un día como el de hoy en el que se conmemoran los 43 años del referéndum...

¡Qué decadencia tan poco estética la de Europa!

Europa está en decadencia. Se quiera o no, vive de un pasado glorioso como cuna de la civilización occidental, pero ya no da para...